La Generalitat se queda al margen de la Feria del Libro de Francfort

La cita más importante del sector estará dedicada a las letras catalanas

Las letras catalanas serán las invitadas de honor de la Feria del Libro de Francfort en 2006 o 2007, según ha anunciado el Institut Ramon Llull. Aunque se trata del escaparate más importante del sector, la implicación de la Generalitat Valenciana es nula. Declinó formar parte del citado instituto y no ha enviado ningún representante de apoyo a los editores valencianos, que ven en la futura edición una gran oportunidad.

Font de Mora pide un trato individualizado al valenciano y elude hablar del Ramon Llull

Las gestiones del Institut Ramon Llull, responsable de la difusión y proyección del catalán en el exterior, y de los editores, que han contado con el apoyo del Gobierno central y la Generalitat de Cataluña, han dado sus frutos. La cultura catalana será la invitada de honor de la feria, lo que significa que los editores en lengua catalana ocuparán un espacio amplio y nuclear en la mayor feria del libro del mundo, por la que desfilan en pocos días alrededor de 60.000 profesionales del sector. En consecuencia, las oportunidades de negocio, de venta de derechos, representación y traducción, se multiplican. A esto se une la importancia del reconocimiento de un lengua minoritaria y minorizada.

El Institut d'Estudis Baleàrics, a través de su presidente Gabriel Janer Manila, aseguró ayer, al poco de conocerse la noticia, que habrá "un proyecto conjunto" entre esta entidad y el Ramon Llull para la anunciada edición dedicada a las letras catalanas. Janer sostuvo que "tiene que haber colaboración" entre ambas instituciones porque "compartimos una misma lengua, aunque seamos dos comunidades políticamente diferentes". El Gobierno balear, presidido por el PP, sí formó parte del Ramon Llull en su creación como organismo similar al Instituto Cervantes pero en la lengua catalana, aunque hace unos meses creo su propia entidad tras surgir desavenencias por la dirección del mismo.

La Generalitat valenciana, gobernada por el PP, rechazó integrarse en el Ramon Llull cuando éste se constituyó hace unos dos años y no ha enviado ningún apoyo institucional a la Feria del Libro de Francfort, a diferencia de Cataluña o Baleares.

Preguntado por la posición de la Generalitat valenciana ante el anuncio de la Feria de Francfort, el consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora, eludió ayer referirse directamente al Institut Ramon Llull y a posibles colaboraciones con instituciones catalanas o baleares. Manifestó que espera que "el mismo respaldo que los editores catalanes han obtenido por parte del Ministerio lo tengan todas las iniciativas que presenten los editores valencianos".

El titular de Cultura incidió en que "el Consell se pone a disposición tanto de los editores de la Comunidad Valenciana como del Ministerio para todo tipo de iniciativas que conduzcan a una mayor difusión de las obras valencianas y a su proyección internacional". Y añadió que pedirá al Ministerio que "mantenga su posición según la cual el valenciano tiene una atención individualizada como idioma reconocido por la Constitución y el Estatuto de Autonomía".

Los editores valencianos mostraron ayer su satisfacción por el anuncio de la futura edición de la Feria del Libro de Francfort, según fuentes del sector. También se recordó que la Associació d'Editors del País Valencià forma parte de la Associació d'Editors en Llengua Catalana, que se ha comprometido también con el proyecto.

Los editores valencianos también participarán en noviembre en la Feria del Libro de Guadalajara (México), la más relevante de las letras castellanas. Esta cita también centrará su atención este año en la cultura catalana.

Los editores valencianos, que han estado presentes en las ferias internacionales de Pekín, Bolonia y el Líber de Barcelona, cuenta en Francfort con una ayuda del Instituto Valenciano de Exportación de 470 euros por cada profesional. Las ayudas y el apoyo que reciben los editores valencianos es inferior al de otras comunidades autónomas, presentes también en la feria alemana. De momento, una editorial valenciana ha vendido en Francfort la traducción al polaco de un libro juvenil y se ha contratado la representación de un libro infantil ilustrado para Grecia, Bosnia-Herzegobina, Serbia y Croacia.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS