Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Luis Moreno y el vertedero de Baena

El 28 de septiembre, el alcalde de Baena, Luis Moreno, decía en un periódico local que el futuro vertedero de Baena es una empresa limpia, y yo me pregunto: ¿será tan limpia?¿por qué no lo pone entonces más próximo a Baena y no en el punto más lejano de su termino municipal? Así los baenenses que trabajen en el vertedero de Baena no tendrán que gastar tanto en desplazamientos.

Hoy, día 29 septiembre, en el mismo diario, vuelve para comunicarnos su intención de cambiarnos la vida a todos, según él con la autovía de Granada, pero con lo que nos la va a cambiar de verdad, es con su polémico vertedero de Baena, al que quiere disfrazar con otros nombres. Con él va a cambiar sin duda la vida de todos los que vivimos en la comarca, cambiando el renombre y el prestigio de nuestro aceite por la mala imagen de asociar el aceite de Baena, buque insignia del aceite andaluz, con el vertedero, y perjudicando además el emergente desarrollo rural de la zona y al nombramiento de la ciudad de Córdoba en capital cultural de Europa en el 2016, pues en la provincia ya tenemos bastante con El Cabril, Con este nuevo vertedero pasaríamos a ser una auténtica provincia vertedero de Europa. Para colmo, no sólo quiere cambiar la vida de los habitantes de la zona, sino también la de las avutardas (Otis tarda) que viven en Baena y que pasarían a "mejor vida" según me ha comunicado el coordinador del proyecto avutarda, contrario a la instalación del vertedero de Baena, Juan Carlos Alonso del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Según los informes de que dispongo desaparecería la población de avutardas de la campiña cordobesa, de la zona colindante en Jaén y la pequeña población de estas aves que emigran al norte de Marruecos y que son las últimas que quedan en el país vecino. La avutarda es una especie protegida y su desaparición significaría una importante pérdida de diversidad genética para la especie. Es una pena, pero tengo que reconocer que Luis Moreno y la disciplina interna en algunos partidos políticos nos va a cambiar la vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2004