Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAE LA CÚPULA TERRORISTA

Otegi dice que las detenciones buscan "sabotear" un cambio en Euskadi

El portavoz de la ilegalizada Batasuna se pronunció ayer por primera vez sobre la operación policial en el sur de Francia y lo hizo acusando a los dos gobiernos, el español y el francés, de haberla llevado a cabo porque "no quieren la paz" y para "sabotear" el "cambio político" que a su entender está en marcha en el País Vasco, frente a la crisis en la que estarían sumidos ambos estados, que "han perdido" la batalla frente a la "mayoría social" vasca.

El parlamentario radical sugirió que algún movimiento previsto en las filas de ETA o su brazo político ha querido ser impedido con la detención de su máximo dirigente. Cuando los gobiernos español y francés "huelen que la izquierda abertzale se va a mover la golpean mucho más", dijo. Pese a ello, advirtió de que "nadie va a hacer variar la apuesta política de la izquierda abertzale con operaciones policiales".

Francia y España no tienen un problema con ETA, dijo Otegi en una rueda de prensa en San Sebastián, "sino con un pueblo que quiere decidir y contra eso no hay operaciones policiales ni de la gendarmería ni de los grupos especiales, ni de nadie". "El cambio político está en marcha, haya o no operaciones policiales", señaló Otegi, tras reiterar su opinión de que "no hay salida policial" a un conflicto que, en sus palabras, "hace décadas" que dejó "de tener carácter militar, policial o técnico".

Otegi analizó que las detenciones del domingo revelan la existencia de "una preocupación evidente en ambas cancillerías" ante la decisión de "los vascos de los siete territorios" de ejercer el derecho de autodeterminación. "Eso es un proceso imparable que no se puede batir", dijo.

El portavoz radical resaltó la implicación del gobierno francés, del que destacó que "por primera vez haya hecho una valoración política de una operación policial" y también censuró al ejecutivo autonómico, a cuya portavoz, que calificó el domingo de buena noticia las detenciones, preguntó "de qué se alegra", y si lo hace "de que la Guardia Civil detenga a ciudadanos vascos".

El Ayuntamiento de Eskoriatza (Guipúzcoa), donde nació Soledad Iparragirre, Anboto, se solidarizó ayer con la familia de la supuesta etarra y manifestó su "preocupación" por el "trato" que pueda recibir. La moción fue aprobada por EA-PNV, que gobierna con cinco ediles; EB-IU (dos), y una agrupación independiente (uno); el PSE (dos) no asistió al pleno].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de octubre de 2004