LA CRISIS DEL SECTOR NAVAL | ¿Cuál es la solución para astilleros?Columna
i

Un acuerdo posible

La situación que los socialistas nos hemos encontrado en Izar a nuestra llegada al Gobierno supera con creces el peor de los escenarios imaginables. Pérdidas millonarias, más de 1.100 millones de euros que hay que devolver a la Unión Europea por ayudas ilegales y una cartera de pedidos vacía. La gravedad por la que atraviesa la empresa es extraordinaria y si hay algo claro es que el único responsable de todo esto es el PP. Su gestión mientras estuvo al frente del Gobierno de España fue nefasta e irresponsable. Y ésa es la herencia que los socialistas hemos recibido tras nuestra llegada a La Moncloa y a la que tratamos de hacer frente ahora de una manera coherente, responsable y con sensibilidad social.

Más información

El PP, en cambio, lo tenía claro. Se trataba de maquillar artificialmente la situación de Izar para, ni más ni menos, desmantelar el sector público naval. El Gobierno de José María Aznar, con el beneplácito directo de Javier Arenas y la propia Teófila Martínez, planificó una estrategia calculada para liquidar los astilleros públicos. Si no se hubiera producido el triunfo del PSOE en las elecciones del 14 de marzo, el PP habría completado su plan. Así, resulta patético que los culpables de esta preocupante situación miren a otra parte y le exijan al Gobierno socialista lo que ellos no han sido capaces de acometer.

Como en otros muchos temas, en éste el PP tampoco abandona ni por un instante la demagogia y se presenta ahora cubierto con piel de cordero, cuando lo que realmente se esconde debajo es un verdadero lobo depredador. Las diferencias existen y, por eso, desde el PSOE de Andalucía sí se hace frente al problema y se le ha pedido públicamente al Gobierno de la nación que la solución al conflicto creado sea fruto de la negociación y el consenso. El futuro del sector naval no puede pasar por una decisión unilateral, sino del acuerdo entre la SEPI y los representantes de los trabajadores. Para ello hay que explorar todas las fórmulas posibles para encontrar una solución que resuelva la crisis y que garantice el mantenimiento de la actividad pública y de los empleos en las empresas auxiliares.

Los socialistas vamos a defender que los cuatro astilleros andaluces se mantengan como centros productivos del grupo naval y aceptamos la entrada de capital privado en la empresa siempre que ello suponga mantener su titularidad pública.

Esta crisis creada por el PP no se saldará con bajas laborales traumáticas; han de ser pactadas e incentivadas. Además, se ha de impulsar un plan de reindustrialización para las zonas afectadas.

Éstos son los pilares fundamentales en los que basamos la negociación que acaba de abrirse para tratar de solucionar el problema y recomponer el desaguisado. El planteamiento de la SEPI no es definitivo, sino que es un punto de partida para comenzar el diálogo, y confiamos que en las próximas semanas se produzcan los acercamientos deseados. Para eso sería necesario un desarrollo del diálogo sin que se produzcan interferencias interesadas por parte de determinados partidos.

Manuel Gracia es portavoz socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de septiembre de 2004.