Los opositores a la incineradora del Txingudi acusan a Irún de ocultar información sobre la incidencia de cáncer

La plataforma anti incineradora Txingudi Bizirik exigió ayer al alcalde de Irún, el socialista José Antonio Santano, la destitución inmediata del gerente de la mancomunidad Servicios Txingudi, Miguel Ángel Muñagorri, por "ocultar información" sobre la incidencia de cáncer en las poblaciones próximas a las plantas de combustión. La representante de Txingudi Bizirik Pilar Barquin llamó "incompetente" a Muñagorri y le acusó de no hacer pública la advertencia que le hizo el Instituto Superior de Sanidad de Italia sobre la peligrosidad que entrañan las incineradoras para la salud pública en áreas próximas a su ubicación.

La planta de Txingudi, que quemará las basuras de Irún, Hondarribia y la vecina localidad francesa de Hendaya, se construirá en los terrenos de Zaldunborda (Hondarribia) y su puesta en funcionamiento se prevé para 2007. Un grupo de médicos y enfermeras y colectivos ciudadanos se oponen a su instalación por encontrarse, aseguran, cerca de núcleos de población y del hospital del Bidasoa.

Barquin aseguró que el gerente de Servicios Txingudi solicitó al citado centro médico italiano estudios sobre "sarcomas en poblaciones cercanas a incineradoras". La respuesta del instituto, a través de su jefe del Departamento de Epidemiología Ambiental, el doctor Pietro Comba, concluye que en un área de dos kilómetros alrededor de la incineradora Manuta (Italia), "la incidencia de cáncer es 30 veces superior a la prevista", aseguró Barquin. La citada planta, agregó la miembro de Txingudi Bizirik, "trabajaba a 950 grados centígrados", lo que, a su juicio, resta valor a "la afirmación de que las dioxinas y los contaminantes desaparecen a esos niveles de combustión".

Indicó que el médico italiano aconsejó a Muñagorri que "antes, y no después de decidir la instalación de una planta incineradora, se debe realizar una valoración del impacto sanitario", requisito que según Txingudi Bizirik se ha olviado aquí. La plataforma también critica a los impulsores de esta planta por "desprestigiar" las advertencias de los profesionales sanitarios de la comarca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de agosto de 2004.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50