VIOLENCIA EN IRAK

Italia seguirá en Irak tras la muerte del periodista

El asesinato del periodista italiano Enzo Baldoni se envolvió ayer de misterio. El ministro de Exteriores, Franco Frattini, reveló que no existía ningún vídeo de su asesinato, contra lo anunciado por la televisión qatarí Al Yazira, y que la única prueba de la muerte de Baldoni era una fotografía en la que se veía su cuerpo semienterrado en arena. Frattini dejó en el aire la posibilidad de que el periodista estuviera muerto desde el martes, cuando un grupo vinculado a Al Qaeda anunció su secuestro. En ese caso, el vídeo remitido con el ultimátum que exigía a Italia la retirada de sus tropas sería un montaje.

El enigma en torno a las circunstancias de la muerte agravó la pesadumbre en Italia. El anterior secuestro de italianos, que afectó a cuatro guardaespaldas que trabajaban en Irak para una empresa de seguridad estadounidense, fue más polémico: gran parte de la izquierda consideró que los rehenes, uno de los cuales fue asesinado, eran mercenarios bien pagados (10.000 euros al mes) que sabían los riesgos de su trabajo. Baldoni, sin embargo, era un personaje vinculado a los movimientos pacifistas, voluntario de Cruz Roja y muy popular en ambientes periodísticos. Su profesión no era la de periodista, sino la de creativo publicitario: bastantes de las campañas más célebres de la publicidad italiana llevaban su firma. También traducía al italiano las tiras cómicas estadounidenses Doomsbury. Y le gustaba, de vez en cuando, acudir como reportero a zonas en conflicto para escribir un libro y vivir emociones intensas.

Más información

El presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, interrumpió sus vacaciones en Cerdeña y regresó a Roma para condenar el asesinato como "un golpe que cancela siglos de civilización y nos devuelve a los tiempos oscuros de la barbarie". Berlusconi reafirmó que Italia no aceptaría chantajes y se mantendría "fiel a los compromisos asumidos con el Gobierno provisional iraquí". El papa Juan Pablo II expresó también su "firme condena" y reclamó la creación de "un clima de justicia y paz" en Irak.

[Anoche Al Yazira informó de la muerte de dos rehenes turcos, asesinados por sus captores.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de agosto de 2004.

Lo más visto en...

Top 50