El PSOE quiere pactar los Presupuestos con todos, pero dará prioridad a ERC e IU

La abstención de cualquier grupo pequeño frenaría el paso de la ley por el Senado

El Gobierno y el PSOE preparan sus papeles para comenzar esta semana una aventura compleja: lograr pactar los Presupuestos, la ley más importante, guía de la línea política, con todos los grupos parlamentarios, salvo el PP. Basta que uno de ellos se abstenga en el Senado para que el PSOE pierda esa votación y se retrase la tramitación de la ley. En cualquier caso, los socialistas se asegurarán, como primera medida, el apoyo de sus "socios prioritarios": ERC e IU, con el añadido de Coalición Canaria, para luego buscar el encuentro con los nacionalistas de PNV y CiU.

El PSOE, según su portavoz parlamentario, Alfredo Pérez Rubalcaba, parte de una base: todos los grupos apoyaron en junio, en el Congreso y en el Senado, el techo de gasto público que debe ser la guía para elaborar los presupuestos. "A partir de ahí, negociación, negociación y negociación", explica el diputado, porque cada uno hará sus demandas, pero siempre estará el argumento del techo de gasto como límite.

La estructura de la negociación va a ser muy similar a la de la investidura del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y otras votaciones. El Gobierno está trabajando en un conjunto de medidas sociales para garantizar el apoyo de sus dos "socios preferentes", ERC e IU-ICV.

Gaspar Llamazares, líder de IU, se reunió a principios de agosto con el presidente y sacó una conclusión: será un Presupuesto progresista, y centrado en tres prioridades: la educación pública, donde se hará un gran esfuerzo de gasto; la modernización del tejido productivo, con fuertes inversiones en I+D (inversión y desarrollo); y la política de vivienda. Los técnicos del Ministerio de Economía ya están trabajando en ello. Llamazares le recordó que su grupo quiere más dinero para reducir la siniestralidad laboral, para cooperación internacional y para implantar el uso de energías alternativas.

ERC, que gobierna en Cataluña con los socialistas, es consciente de ese "trato prioritario" que le dará el Gobierno. Por eso este partido trabaja para elaborar un documento de prioridades que empezarán a discutir la próxima semana. Estará centrado, según fuentes de esta formación, en exigencias de política social y sobre todo de inversiones en Cataluña, para "recuperar el tiempo perdido con el PP".

Los socialistas pretenden evitar, según Rubalcaba, que los grupos busquen contrapartidas en otras reformas a cambio de apoyar los Presupuestos. "Esta ley la vamos a negociar por separado", explica. Después, una vez asegurados los apoyos imprescindibles para sacar la ley en el Congreso (ERC e IU-ICV, más CC), se buscará el pacto con CiU y PNV. Este último grupo pretende que antes se desbloquee la negociación del Cupo. Una promesa, dicen, que hizo Zapatero al lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción