Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presos de Guantánamo piden revisar sus casos

El Pentágono ha notificado a los 594 cautivos de Guantánamo que pueden apelar su detención como "combatientes enemigos" ante un tribunal administrativo especialmente creado para evaluar sus casos. Las comparecencias comenzarán en una semana. El 95% de los reclusos ha aceptado participar en el proceso, de acuerdo al secretario de la Marina, Gordon England. El 5% restante se ha negado, rompiendo o tirando la notificación.

El que un organismo como el Pentágono, que suele actuar con lentitud, se haya dado tanta prisa en establecer el tribunal resulta extraño. Las organizaciones de defensa de los derechos civiles sospechan de que se trata de una "acción preventiva" para neutralizar la posible intervención de la justicia civil, tras el dictamen del Tribunal Supremo. La imprecisión de su fallo, que sólo dice que pueden "recurrir ante un juez u otro órgano decisorio neutral", se ha prestado a distintas y contradictorias interpretaciones.

Los abogados de decenas de detenidos lo han interpretado como una vía libre para entablar recursos de hábeas corpus en las cortes federales. Ya han presentado varios y ninguno ha sido desestimado. Por su parte, el secretario de la Marina admitió el viernes ante un grupo de periodistas que esperan persuadir a la justicia civil de que ya les han dado un proceso justo.

El tribunal estará formado por varios paneles de tres militares supuestamente neutrales cada uno. Los detenidos no contarán con abogado, sino con un "representante personal" militar que podría resultar su peor enemigo, porque si mientras preparan la comparecencia el recluso le facilita información incriminatoria, ésta podría ser utilizada en su contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de julio de 2004