_
_
_
_

Barcelona inaugura un helipuerto y prolonga el tranvía del Besòs

Los helicópteros parten del dique Este del puerto barcelonés

Barcelona dispone desde ayer de un helipuerto. Los helicópteros, de cinco plazas, despegarán cada día desde el dique Este del puerto de Barcelona para sobrevolar la ciudad y realizar un recorrido panorámico que puede ser contratado por cualquier ciudadano. Casi a la misma hora se ponía en funcionamiento un nuevo tramo del tranvía del Besòs, lo que fue aprovechado por vecinos de Sant Martí para protestar contra el gobierno municipal.

El trayecto en helicóptero cuesta 70 euros por persona para un recorrido de unos 10 minutos, que se inicia en el puerto y permite una vista de todo el litoral barcelonés, desde las instalaciones del Fórum hasta la montaña del Tibidabo y la de Montjuïc, donde se inicia el retorno al punto de partida. Los vuelos se realizan desde la mañana hasta las 21.00 a unos 500 metros de altura y permiten divisar los edificios emblemáticos de la ciudad como las torres de la Villa Olímpica, la de Foster en el Tibidabo, el Camp Nou, la cuadrícula regular del Eixample, la Sagrada Familia y el aro olímpico de la montaña de Montjuïc, con el estadio y la torre de Calatrava.

El acceso al helipuerto se realiza por el puente Europa, al que se llega desde el muelle de Barcelona. La zona cuenta con un servicio de aparcamiento en el paseo de la Escullera, situado en el último tramo del antiguo rompeolas. También se accede a través de las golondrinas, que tienen una parada en el helipuerto. Los vuelos se han inspirado en el servicio que funciona desde hace años en Nueva York, destinados sobre todo a turistas que desean tener una visión diferente de la ciudad.

CAT Helicòpters es la empresa constructora del helipuerto y la encargada de explotar este servicio privado, aunque de uso comercial público, concesión de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APR). Para la compra de los aparatos y la adecuación de la zona de aterrizaje y despegue ha realizado una inversión superior al millón de euros.

Las instalaciones del helipuerto miden en total 4.026 metros cuadrados y cuentan con una pista de despegue y aterrizaje de helicópteros, una terminal de dos plantas, además de un hangar con capacidad para seis aeronaves. En la empresa trabajan una docena de personas, entre pilotos y técnicos.

La compañía tiene previsto modificar el itinerario incluyendo un trayecto panorámico por la costa y otro de menor duración y coste que recorra el litoral de la ciudad. También proyecta un cuarto recorrido de media hora que incluiría una visita aérea a la montaña de Montserrat y sopesa la posibilidad de ofrecer el viaje hasta los valles de Andorra.Medio centenar de vecinos obstaculizaron ayer el recorrido inaugural de la ampliación de la línea 4 del Trambesòs, cuando éste giraba desde la calle de Wellington a la avenida de la Meridiana. En el tranvía viajaba el alcalde de Barcelona, Joan Clos, quien tuvo que descender del convoy para apaciguar los ánimos de los manifestantes. El alcalde, rodeado de ciudadanos airados, se vio obligado a escuchar las protestas, que se prolongaron durante media hora. La principal demanda de los vecinos consiste en que el Ayuntamiento ponga fin al ruido que originan quienes tocan tambores en el parque de la Ciutadella. Otros manifestantes reclamaban que no se cierre una pista polideportiva municipal y todos ellos criticaban la actuación del Ayuntamiento en el barrio y pedían la dimisión de Francesc Narváez, concejal del distrito de Sant Martí, al que algunos calificaban de "mentiroso".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Con el tramo del tranvía del Besòs inaugurado ayer, que va desde la Ciutadella hasta la plaza de las Glòries, la línea 4 del Trambesòs ya dispone de 14 paradas a lo largo de 6,5 kilómetros. Desde su inauguración en mayo, el Trambesòs ha transportado a 425.000 viajeros. El Trambaix, explotado por la misma empresa, pero situado en el otro extremo de Barcelona y que enlaza con el Baix Llobregat, ha alcanzado los dos millones desde abril.

Barcelona y Sant Adrià, vistas desde uno de los helicópteros que desde ayer sobrevuelan Barcelona.
Barcelona y Sant Adrià, vistas desde uno de los helicópteros que desde ayer sobrevuelan Barcelona.CARLES RIBAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_