Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2005 será el Año Iberoamericano de la Lectura

Luis Fernando Sarmiento, secretario técnico de Cerlalc, anunció ayer que en 2005, en que se celebrará el cuarto centenario de la edición de la primera parte del Quijote, se celebrará el Año Iberoamericano de la Lectura. Para ello cuentan con un ambicioso plan de fomento de la lectura, que ha sido bautizado como Ilímita, "que quiere decir que no tiene límites", según Sarmiento.

Ilímita es, según el documento distribuido ayer, "un compromiso de los Gobiernos y del sector privado y la sociedad para emprender en Iberoamérica una acción articulada y a largo plazo a favor de la promoción de la lectura y de la escritura, teniendo en cuenta que son herramientas de inclusión social y por lo tanto estratégicamente necesarias para el desarrollo educativo, cultural y económico de nuestros países". El proyecto no se limita a las actividades que se realizarán en 2005, sino que ha sido concebido "como una acción permanente y a largo plazo".

El plan cuenta con una división operativa a través de bloques subregionales o nodos, "entendidos como centros de concentración de las actividades de Ilímita, que a su vez permitirán la potenciación de los esfuerzos en las zonas de influencia geográfica". La división establecida es la siguiente: México, Centroamérica y el Caribe, Colombia, Comunidad Andina, Brasil, Mercosur Cultural, España y Portugal.

El plan Ilímita tiene 10 líneas de actuación: convertir el fomento de la lectura y la escritura en un tema de política pública. Acciones orientadas a crear conciencia del valor social de la lectura y de la escritura. En este apartado se prevé, por ejemplo, la concesión del Premio Ilímita y un encuentro iberoamericano de lectura, entre otras iniciativas.

Nuevos espacios

La tercera línea se centrará en el fortalecimiento y desarrollo de las bibliotecas públicas y escolares. La cuarta programará acciones para fomentar la lectura en los centros docentes. La quinta prevé actuaciones para la renovación de la pedagogía de la lectura. La sexta y muy importante desarrollará actividades para conquistar nuevos espacios para la lectura. La séptima línea estará enfocada a mejorar el acceso al libro. Se incluirá en este apartado la edición de libros a bajo coste. Según la octava, se vinculará al sector privado con campañas publicitarias institucionales o estrategias de promoción de la lectura en sectores no convencionales. La novena línea contempla actividades encaminadas a fortalecer la cadena de creación, producción y comercialización del libro. La décima línea de trabajo se centrará en el desarrollo y divulgación de investigaciones e iniciativas relacionadas con la lectura y la escritura.

La idea del Plan Iberoamericano de la Lectura surgió en la VI Conferencia Iberoamericana de Cultura, que se celebró en 2002 en Santo Domingo, y se encargó su diseño y puesta en marcha a la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y a Cerlalc. En la 13º Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, en Bolivia en 2003, se aprobó el plan y se declaró "un Programa Cumbre".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de julio de 2004