Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barroso, criticado por dimitir antes de su votación en la Eurocámara

Los socialistas y, sobre todo, los verdes del Parlamento Europeo han encajado como una afrenta la dimisión del conservador José Manuel Durão Barroso como primer ministro de Portugal antes de que el hemiciclo le vote el próximo día 22 como presidente de la Comisión Europea. "Es una falta de consideración hacia esta institución", dijo ayer la copresidente de Los Verdes Mónica Frassoni. "Ha sido valiente en su decisión de dimitir antes de ser ratificado", dice el presidente de los socialistas Martin Schulz. "No lo puedo remediar. Cada vez que miro a Barroso veo a Aznar y a Bush en la foto de las Azores".

Los socialistas, sin embargo, no han optado todavía por el voto en contra de Barroso, designado candidato a la presidencia de la Comisión por los Gobiernos de los 25 el pasado 29 de junio. Esperan oír sus propuestas el próximo martes ante el grupo socialista. Daniel Cohn-Bendit, copresidente de Los Verdes, dio ayer a entender que los socialistas están negociando con los populares (el grupo más numeroso) conjuntamente la presidencia del Parlamento y la de la Comisión (lo que Schulz negó), y reclamó que la Eurocámara imponga su mayoría de centro izquierda y rechace el rodillo impuesto por el Consejo europeo (los Gobiernos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 2004