Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

90 euros de multa para los pasajeros que no utilicen los cinturones traseros

Los Mossos d'Esquadra multarán a partir de mañana con 90 euros a los pasajeros de los asientes traseros de los vehículos que no lleven los cinturones de seguridad abrochados, aunque sólo en el caso de que el conductor haya cometido una infracción grave o muy grave.

"Pondremos multas cuando paremos un vehículo que haya cometido una infracción grave o cuando el conductor dé positivo en la tasa de alcoholemia y, aprovechando esto, miraremos que los acompañantes estén bien abrochados", informó ayer el director del Servicio Catalán de Tráfico (SCT), Rafael Olmos. Esta medida de seguridad es obligatoria desde junio de 1992, pero hasta ahora no se ponían sanciones por su incumplimiento. Olmos aseguró que "no habrá una campaña" específica en la que los agentes de tráfico paren a los vehículos únicamente para comprobar si los pasajeros de la parte trasera llevan el cinturón.

El objetivo de esta medida es "reducir el número de heridos y muertos", porque, añadió, "pueden pasar dos cosas, que el ocupante salga disparado hacia atrás o que golpee al que va delante", explicó Olmos.

Asimismo, los agentes de la policía catalana concienciarán a los conductores de la obligatoriedad del uso de los cinturones en los asientos traseros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2004