Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Townson propone la imaginación para iluminar la historia de España

El hispanista reúne ensayos "virtuales" de grandes especialistas

¿Qué hubiera pasado si...? La fórmula no es nueva, pero esta vez llega a nuestra historia reciente de la mano del hispanista Nigel Townson, que ha reunido distintos trabajos de prestigiosos especialistas en Historia virtual de España (1870-2004) (Taurus). De Prim a Aznar, los ensayos del libro proponen una manera diferente de tratar el pasado inmediato, al iluminarlo desde lo que pudo ocurrir y no ocurrió.

¿Qué hubiera pasado si Aznar no hubiera apoyado la guerra de Irak?

A esas preguntas que con tanta frecuencia se hacen los humanos sobre lo que hubiera pasado si... se las llama preguntas contrafactuales o contrafácticas. Y son ésas las que Nigel Townson (Condado de Kent, 1959) ha propuesto a distintos historiadores para volver sobre el pasado de España. A través de ellas es más fácil tener conciencia de que "el pasado fue en algún momento el futuro; es decir, que en un momento dado, el devenir no estaba decidido, sino que era incierto o impredecible", escribe en la introducción del libro.

Pero si las cosas no ocurrieron así, ¿qué sentido tiene abordarlas desde esa perspectiva? Durante la presentación del libro, el martes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, Townson defendió el enfoque destacando algunas de sus virtudes. Matiza los férreos determinismos a la hora de tratar el pasado, reivindica la importancia de la acción humana y muestra, en ocasiones, el escaso margen de maniobra del que gozan los gobernantes, permite evaluar las decisiones que se tomaron, subraya el papel contingente o accidental de muchos acontecimientos y permite reevaluar muchas interpretaciones establecidas.

Historia virtual de España reúne nueve ensayos. José Álvarez Junco reconstruye los cruciales años posteriores a la Revolución de 1868 a partir de la hipótesis de que Prim no hubiera sido asesinado en 1870. "La historia no está escrita de antemano", dijo Álvarez Junco durante la presentación del libro, para destacar el interés de este tipo de propuestas. "La idea fundamental no ha sido tanto la de especular a partir de la hipótesis que cada uno desarrolla, sino la de analizar cómo ocurrieron las cosas adoptando una perspectiva diferente. Es una especie de experimento de laboratorio, tiene más de investigación que de juego".

Juan Pan-Montojo aborda el problema de Cuba: ¿Qué habría pasado si Sagasta hubiera aceptado abandonar la isla en 1898 evitando así el enfrentamiento con Estados Unidos? Del complejo momento en el que se desencadenó el golpe de Primo de Rivera se ocupa Fernando del Rey Reguillo, mostrando los caminos que Alfonso XIII tuvo a la mano para frenar las ambiciones de poder del dictador.

¿Qué habría pasado si los republicanos se hubieran presentado unidos en las elecciones de 1933? Es el propio Townson el que aborda este ensayo, iluminando las contradicciones, los conflictos y las vacilaciones de unos partidos que fueron incapaces de construir una estrategia común. Santos Juliá trata de la guerra, vuelve en realidad a la vieja cuestión tantas veces tratada: si se pudo evitar. "Cuando ahora vuelven a imponerse sobre este conflicto las versiones que lo consideran inevitable, un desastre que se veía venir como resultado del viejo enfrentamiento de las dos Españas, no está de más volver sobre aquellas cuestiones que permitieron que un golpe de Estado se convirtiera en una cruenta guerra". Santos Juliá analiza con detalle los momentos previos al alzamiento a partir de la hipótesis de que Prieto hubiera aceptado la propuesta que le hizo Azaña de presidir el Gobierno que finalmente se enfrentó a la rebelión militar. "Si hubiera existido un Gobierno fuerte que mandara, y no que desapareciera como ocurrió con el de Casares, se habría podido abortar el golpe y la guerra no hubiera tenido lugar".

Los cuarenta años de la dictadura están tratados en tres de los ensayos del libro. Javier Tusell cuenta qué habría pasado si Franco hubiera participado en la II Guerra Mundial. Pablo Martín Aceña aborda la época en la que el régimen rompe con dos decenios de autarquía cambiando radicalmente su orientación económica. Contesta así a la pregunta por lo que habría pasado si no se hubiera aprobado el Plan de Estabilización de 1959. Ya más cerca del final, Nigel Townson se ocupa de la España que habría surgido si Carrero hubiera sobrevivido al atentado de 1973.

Charles Powell cierra la propuesta con un texto sobre lo que habría pasado si Aznar no hubiera apoyado la guerra de Irak. "En este caso se trata de abordar un asunto que todavía no ha acabado del todo", dijo el historiador, el tercero de los colegas que acompañó el martes a Townson durante la presentación del libro. "Lo que he intentado ha sido explicar el porqué de las decisiones centrales que Aznar tomó en su segunda legislatura en materia de política exterior". Powell fue desgranando la cuestión y al final comentó que una de las lecciones que saca de la posición de Aznar es que "los gobernantes nunca deben distanciarse tanto de sus opiniones públicas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 2004