Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez del 'caso Atutxa' dice que los diputados también pueden incurrir en "desobediencia"

La juez que instruye el caso Atutxa ha vuelto a desechar la tesis de la defensa de los tres imputados (Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao) que la inviolabilidad parlamentaria les ampara. Los tres miembros de la Mesa del Parlamento están imputados en la causa por desobediencia por negarse a disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (SA). La magistrada de la Sala Civil y Penal del Superior, Nekane Bolado, ha rechazado en un auto notificado ayer el archivo del proceso, que había solicitado el letrado de la defensa en contra del criterio de la fiscal y del colectivo Manos Limpias.

En un auto de cuatro folios, Bolado sostiene que "posible sujeto activo del delito de desobediencia son todos los ciudadanos". "La condición de parlamentario no puede suponer una causa de exclusión de la condición de sujeto activo del delito, sino el privilegio procesal de que sea la Sala Civil y Penal del Superior la que instruya y falle el caso, como está ocurriendo", precisa. Es decir, que la inviolabilidad se "manifiesta inapropiada" para impedir el curso de una querella criminal contra los parlamentarios imputados.

La juez recuerda el criterio manifestado anteriormente de que la prerrogativa de la inviolabilidad parlamentaria no puede devenir, como sostenía la defensa en su recurso, en una "injustificable y absoluta irresponsabilidad penal de los parlamentarios en el ejercicio de sus funciones", ya que, "desde luego, no es eso lo que persigue la inviolabilidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de mayo de 2004