Denuncian que la Cámara de Comercio de Málaga exigió facturas infladas

Los indicios de un posible delito de estafa apreciados por la Fiscalía de Málaga en las cuentas de la Cámara de Comercio por la celebración de una pasarela de moda se refieren a una presunta exigencia de facturas a colaboradores en la organización del certamen por un valor superior al coste del servicio prestado. La práctica la denunció una colaboradora de la pasarela Malaka, destinada a promocionar a diseñadores jóvenes, al secretario de la entidad. La denunciante afirmó que había recibido 3.000 euros por su trabajo aunque tuvo que realizar una factura por 6.000.

Según la documentación de la denuncia y que ha sido trasladada al juzgado, el coste del acto en 2003 fue tres veces superior al presupuestado. El certamen costó 185.000 euros. La partida aprobada por la Cámara de Comercio apenas superaba los 60.000. Del monto global, cerca de 34.000 euros se gastaron en 2002. Ese año no hubo pasarela. Sus organizadores justificaron las facturas aduciendo que eran gastos de los preparativos.

Las presuntas irregularidades en esta pasarela están separadas de otras diligencias de la fiscalía tras la denuncia de un ex trabajador. en esta denuncia se cuestiona la concesión de ayudas a asociaciones empresariales a las que pertenecen miembros del comité ejecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de mayo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50