Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El buen dato de empleo en EE UU impulsa el dólar y agudiza la caída de las bolsas

La creación de 288.000 empleos prepara el terreno para una subida de tipos de interés

El mercado laboral va tomando cuerpo en Estados Unidos después de tres años de mala racha. En abril se crearon 288.000 nuevos puestos de trabajo. La tasa de paro bajó una décima y se colocó en el 5,6%. El sector manufacturero dio solidez al dato al registrar una suave recuperación. Así se allana aún más el camino para que la Reserva Federal (Fed) suba los tipos de interés. El dato removió los mercados: el euro bajó hasta 1,19 dólares y las bolsas europeas cerraron con pérdidas. En Wall Street, el Dow Jones perdió un 1,21%, mientras el Nasdaq bajó un 1,02%.

El consenso de mercado hablaba de una cifra de creación de empleo en torno a los 150.000 nuevos puestos de trabajo. La estadística del Departamento de Empleo casi la dobla. Además, se revisó al alza el espectacular dato de marzo, que pasó de las 308.000 personas anunciadas originalmente hasta 337.000 puestos de nueva creación. Los dos meses combinados elevan así la cifra de creación de empleo en EE UU hasta las 625.000 personas, la más alta desde marzo de 2000, en pleno boom económico.

El Departamento de Empleo señala que se han creado ya 1,1 millones de puestos de trabajo desde agosto de 2003 sobre los tres millones destruidos durante la recesión. La tasa de empleo se sitúa en EE UU en el 62,2%, o 138,6 millones de personas mayores de 16 años de edad ocupadas. La tasa de paro bajó en abril al 5,6%, frente al 5,7% del mes precedente, lo que eleva a 8,2 millones los desempleados (1,8 millones son parados de larga duración). A esto se suman las 492.000 personas que abandonaron el mercado laboral por desesperación. Los jóvenes son los que tienen más problemas, con una tasa de paro del 16,9%.

El dato más alentador llegó del lado del sector manufacturero. En abril pasado se crearon 21.000 nuevos empleos. Es el primer incremento real en 45 meses. El Departamento de Empleo introdujo una oportuna revisión del dato de marzo y febrero, que pasó de una situación neutra a un incremento de 9.000 y 7.000 empleos, respectivamente, lo que significa que se registraron ganancias durante tres meses consecutivos en el sector. Pero sigue siendo tímido si se tiene en cuenta que se destruyeron más de un millón de puestos de trabajo durante la crisis.

El resto de sectores también tuvieron subidas, sobre todo los relacionados con servicios, que suman un total de 246.000 personas con nuevos empleos. La mayor se registró en los servicios profesionales a empresas, con 123.000 nuevos puestos de trabajo, incluidos 35.000 temporales. El empleo en el comercio subió en 23.000 personas. El sector de la educación y salud registró un incremento de 31.000 empleos, y el de la restauración y la hostelería, 36.000. La construcción sumó 18.000 empleos en abril.

Los sueldos por hora trabajada subieron un 0,3%, lo que eleva la tasa anual al 2,2% y representa una aceleración respecto a meses precedentes. Un detalle que tendrá en cuenta la Fed para calcular su impacto en la inflación y definir la política monetaria durante los próximos meses.

El buen dato de empleo supone un varapalo para las Bolsas, que ven más próxima una subida de los tipos de interés en EE UU. Los mercados europeos aumentaron sus pérdidas y destacó el Ibex 35 de la Bolsa española, que cedió el 1,14%; París bajó el 0,07%; Francfort, el 0,35%, y Londres, el 0,34%. El índice Dow Jones de la Bolsa neoyorquina perdió un 1,21%, mientras el Nasdaq bajó un 1,02%. Los mercados latinoamericanos también cerraron a la baja. La Bolsa de São Paulo perdió un 2,97% y Buenos Aires cayó un 4,65%.

Petróleo en máximos

El euro cayó nada más conocerse el dato de empleo hasta los 1,19 dólares, en una sesión en la que llegó a rozar los 1,21 dólares. El petróleo se mantuvo en máximos de 37 dólares.

Los analistas del banco de inversiones Goldman Sachs, que hasta ahora apostaban porque se mantendría el statu quo en los tipos (1%) hasta 2005, reconocían ayer que "la probabilidad de un cambio de política en 2004 se incrementa sustancialmente" después del dato de empleo.

Este indicador favorece la carrera en la reelección del presidente George Bush, aunque el consejero económico de la Casa Blanca, Gregory Mankiw, reconoce que "no está todo hecho". El asesor económico del candidato demócrata John Kerry, Gene Sperling, afirmó que el ritmo medio de creación de empleo es de 94.000 personas desde el fin de la crisis. Una cifra muy débil para sacar al mercado laboral de lo que calificó "agujero histórico".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2004