Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Ignacio Pérez sustituirá a Montero como rector de la UPV

Obtuvo el 70% de los votos frente al 30% de Iñaki Antigüedad

La Universidad del País Vasco cuenta con un nuevo rector. Su nombre, Juan Ignacio Pérez. Esta vez no hubo margen para la sorpresa y se hicieron buenos los pronósticos. Con un 70% de apoyos, una mayoría superior incluso a la estimada antes de abrirse las urnas, la comunidad universitaria dio su confianza al catedrático de Fisiología y ex vicerrector de Euskera para que dirija la UPV durante los próximos cuatro años. En su primeras declaraciones afirmó que aplicará su programa, "pero con flexibilidad", teniendo en cuenta a los sectores de la UPV no representados por su candidatura.

La relevancia del triunfo de este profesor de la Facultad de Ciencas de 44 años, casado y padre de dos hijo, viene dada por tres factores: la incontestable ventaja obtenido sobre su rival, Iñaki Antigüedad, que obtuvo un 30%; la alta participación registrada, muy similar a la de la primera vuelta, y un porcentaje de votos en blanco (5,5%), menor del esperado. Este dato indica que gran parte de los sufragios que en la primera vuelta fueron a los cinco candidatos descartados han ido ahora a Juan Ignacio Pérez en forma de voto útil para conjurar un posible triunfo del su contrincante, vinculado a la izquierda abertzale.

Los problemas técnicos generaron en la tarde de ayer un suspense mayor del esperado en un desangelado centro de datos de la UPV -de los cinco candidatos apeados en la primera ronda, tan sólo se acercó al paraninfo de Ciencias Ander Gurrutxaga-. Uno de los programas del sistema de voto electrónico Demotek, el encargado de sumar los sufragios registrados en las 78 mesas electorales y realizar las ponderaciones, sufrió un fallo que generó un retraso de cerca de una hora en dar dar a conocer el resultado.

Cerca ya de las 21 horas, el rector Manuel Montero compareció con los datos finales, que dibujaron una sonrisa en el rostro de Pérez. Pasó así de favorito a ganador, y lo hizo con una rotundidad que alejó las dudas que albergaba su propio equipo: que su vinculación notoria al nacionalismo institucional y la ausencia de una candidatura de corte constitucionalista generara un nivel de abstención y de voto en blanco que pusiera en entredicho su triunfo.

No fue así. Pérez obtuvo cerca del 70% de los votos ponderados mientras que Antigüedad, catedrático de Hidrogeología y ex parlamentario de HB, se quedó en un 30%. En el caso de los funcionarios doctores, Pérez logró el 40% sobre el 51% de la ponderación establecida. En el resto de personal docente, consiguió cerca de un 13% sobre el 18% total; en lo referente al Personal de Administración y Servicios (PAS) cosechó un 7,6% del 11% de voto ponderado que le corresponde a este grupo. Tan sólo en el alumnado Antigüedad consiguió un mayor respaldo que Pérez, pero éste fue muy estrecho (10,5% frente a 9,3%)

"Con flexibilidad"

Lo que sí se puede calificar como relevante es la elevada participación registrada en la jornada de ayer. El temor a que se reprodujera la sorpresa de la primera vuelta y Antigüedad pudiera beneficiarse del voto fiel del sector que representa en la UPV conjuró las tentaciones abstencionistas de otros sectores no nacionalistas. Al final la afluencia de profesores fue sólo seis puntos inferior a la del 24 de marzo, mientras que el porcentaje de alumnos que depositaron su voto subií incluso dos puntos respecto a la semana anterior: del 20% al 22% de ayer.

El rector saliente, Manuel Montero, se felicitó por la participación y la corrección de estas elecciones y tan sólo lamentó el "inaceptable" cuestionamiento del sistema de voto electrónico realizado por alguno de los candidatos que no pasaron la primera vuelta. A pesar del cambio legal introducido en la elección del rector -por el claustro antes, por sufragio universal poderado ahora-, Juan Ignacio Pérez, señaló que las cosas "no son sustancialmente diferentes", "ni en la composición de los apoyos ni en sus preferencias", al resultado de hace cuatro años, cuando perdió con Montero por sólo el voto de dos claustrales. Pérez no ocultó su convicción de que necesita generar el mayor consenso posible dentro de la comunidad universitaria para sacar adelante su proyecto. "El candidato vencedor debe regir la UPV teniendo en cuenta que sectores amplios de esta universidad no han quedado representados en las candidaturas que han pasado la primera vuelta", adelantó. No obstante, y pese a destacar que buscará vías de colaboración y de participación con estos grupos, el nuevo rector de la UPV no quiso provocar equívocos. "Gobernaremos aplicando nuestro programa, pero con flexibilidad", precisó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2004