Consumo inicia una campaña para vigilar la seguridad de los electrodomésticos

La Consejería de Sanidad y Consumo, a través de la Dirección General de Salud Pública, Alimentación y Consumo, va a iniciar una campaña específica para inspeccionar la venta de electrodomésticos, verificar su seguridad y otros parámetros de uso.

Realizada en colaboración con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, cuenta con el apoyo técnico de la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial, dependiente de la Universidad Politécnica de Madrid, según informa el Gobierno.

Los ensayos de productos se realizarán concretamente en el Laboratorio Central de Electrotecnia de la citada fundación. La campaña de este año se va a centrar en el control específico de luminarias, material de instalación -cables y clavijas-, además de cargadores de teléfono móvil, climatizadores y pequeños electrodomésticos, como vaporetas, y otros que por sus diseños los hacen especialmente atractivos para los niños, lo que implica riesgos de accidentes o imprudencias.

La normativa obliga a que todos los electrodomésticos que se fabrican y venden en la región mantengan en el mercado piezas de repuesto para sus partes funcionales durante, al menos, siete años desde la adquisición del artículo. La normativa también obliga a que el fabricante asegure, durante al menos dos años, piezas de repuesto para las partes decorativas del electrodoméstico. La campaña se centrará igualmente con especial interés en verificar que los aparatos que funcionen en conexión a la red estén certificados con marcado CE que garantice su seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de febrero de 2004.

Lo más visto en...

Top 50