Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados 400 sepulcros del siglo XVIII en la Iglesia del Salvador de Sevilla

La primera fase de las excavaciones en la Iglesia del Salvador de Sevilla, bajo la cual se encuentran los restos de la segunda mezquita más antigua de Al-Ándalus, después de la de Córdoba, ha descubierto la existencia de 400 tumbas del siglo XVIII. El director de estos trabajos arqueológicos, Manuel Vera, explicó, en una entrevista, su sorpresa tras haber encontrado, en una primera capa de excavaciones y durante la primera extrapolación, en una esquina de la Iglesia, una "malla perfectamente ordenada" de tumbas que hacen suponer que bajo el templo hay enterradas 400 personas, a las que se unirían otras tantas anteriores en un segundo estrato.

Toda la superficie del templo está llena de tumbas, según indicó Vera, que apuntó que un antropólogo hará un estudio patológico de estos restos humanos, algunos de ellos cubiertos en su momento con cal viva para evitar infecciones, a fin de saber con más detalle qué enfermedades eran más frecuentes en la época. Bajo las dos capas de tumbas, diferenciadas por niveles sociales en función de su cercanía con el presbiterio, y a unos tres metros de profundidad, los arqueólogos esperan hallar la antigua mezquita, de la que no existen testimonios gráficos pero que está documentada entre los años 829 y 830.

Tras la Reconquista

Esta mezquita, que en el siglo XIII, tras la Reconquista, se convirtió en Iglesia colegial, con un giro en el eje de oración del sur al norte, tendría aproximadamente la misma planta que el templo del Divino Salvador, unos 2.300 metros cuadrados, y sería, con la de Córdoba, la más antigua de Al-Ándalus.

El equipo de seis arqueólogos encargado de las excavaciones, que se realizarán en toda la superficie de la Iglesia, espera encontrar esta mezquita entera, salvo algunas columnas y capiteles romanos que fueron aprovechados y que actualmente se encuentran en el patio del templo.

Los cimientos de la actual iglesia, que data de 1679 y está considerada la joya del Barroco sevillano, se encuentran asentados sobre la mezquita, que fue colapsada para construir el nuevo templo, inaugurado en 1712. Aunque sólo existan documentos "muy generales y muy ambiguos" que hacen referencia a esta mezquita, los investigadores esperan que, por ser coetáneas, su estilo sea similar a la de Córdoba, y destacaron la "oportunidad única" que supone poder excavar la totalidad de una iglesia, actualmente sometida a obras de rehabilitación, en pleno centro histórico de Sevilla. La Iglesia del Salvador fue cerrada el pasado marzo al público por motivos de seguridad. Las excavaciones serán simultáneas a la rehabilitación del templo, que tiene un presupuesto de seis millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de febrero de 2004