Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fábrica de tabacos de Madrid será en 2008 un nuevo espacio de arte

La antigua fábrica de tabacos de Madrid, un edificio neoclásico situado en la plaza de Embajadores, se convertirá en 2008 en un nuevo espacio para la cultura y el arte, con una inversión de 34,5 millones de euros. La construcción se convertirá tras su rehabilitación en las sedes de los museos nacionales de Artes Decorativas y de Reproducciones Artísticas, salas de exposiciones temporales del Ministerio de Educación y Cultura y espacios de laboratorios, almacenes y de documentación de los museos estatales. "La primera vez que visité este edificio me quedé fascinada", afirmó la ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo, en la presentación del proyecto.

El estudio de viabilidad del proyecto destaca la situación idónea de la antigua fábrica de tabacos, en una zona que prolonga los museos Thyssen-Bornemisza, Prado y Reina Sofía y el centro La Casa Encendida; el uso museístico del inmueble, la buena situación de su construcción y la ampliación de la superficie construida hasta los 31.211 metros cuadrados, de acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid.

El edificio, construido entre 1780 y 1792, de tres plantas y un sótano, de propiedad estatal adscrito al Ministerio de Educación y Cultura en 2003, tiene un total de 28.374 metros cuadrados. El proyecto que salga del concurso público distribuirá los espacios para el actual Museo de Artes Decorativas (Montalbán, 12) y el de Reproducciones Artísticas, con sus fondos almacenados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 2004