Tribuna:¿Hay una salida al conflicto de la financiación?
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Andalucía pierde

La polémica entre el Gobierno y la Junta por la financiación autonómica ha vuelto a la agenda política esta semana. Unas declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en las que vinculaba el pago de 2.500 millones de euros a la comunidad a una victoria del PP, dado que llegar un acuerdo con el Gobierno de Manuel Chaves es "inviable", han reavivado un conflicto que dura ya ocho años. En las siguientes tribunas, el PSOE subraya que las palabras del ministro constituyen un chantaje a los andaluces; el PP destaca que su propuesta es la demostración de su compromiso político con la comunidad; IU opina que Andalucía perderá con esta iniciativa y el PA censura la actitud de los dos grandes partidos.

Los andaluces podemos perder 2.000 millones de euros si se lleva a cabo un acuerdo entre PP y PSOE en referencia a la deuda (4.630 millones de euros, sin contar la deuda histórica) que el Gobierno central mantiene con Andalucía, sobre la que el Parlamento de Andalucía y el propio Consejo de Gobierno han interpuesto más de 20 recursos ante los tribunales, existiendo ya pronunciamientos y sentencias favorables que dan la razón a Andalucía, obligando al Gobierno central a rectificar y a pagar.

Se mire por donde se mire, tan indigna, indecente y carente de compromiso con Andalucía es la posición del PP, anunciada a coro por Montoro, Arenas y Teófila, en detrimento de Andalucía, como la aceptación de la misma por Magdalena Álvarez y Manuel Chaves, máxime cuando ambos gobiernos pasarán a estar en funciones y por ello cualquier compromiso sólo tendría carácter electoral. Ambos, PP y PSOE, serían responsables de que Andalucía pierda 2.000 millones de euros para políticas sociales. Con una propuesta formulada antes de las elecciones, el PP está chantajeando a los andaluces e incurriendo en prevaricación, y el PSOE nos estaría engañando a todos, al renunciar a las justas reivindicaciones y derechos de financiación planteados desde 1997 por el Parlamento y la Junta, que quedarían sin efecto al retirar los recursos.

Ante la doble cita electoral, debemos expresar cuál sería el compromiso si asumimos responsabilidades de Gobierno en España y en Andalucía para liquidar las deudas reconocidas y el tiempo de pago de las mismas. Vista la rápida aceptación de Magdalena Álvarez, es lógico preguntarse por qué el PSOE renuncia a 2.000 millones de euros. Es fácil suponer la respuesta: en el supuesto de acceder al Gobierno central tras el 14-M, Zapatero y Álvarez no pagarían a Andalucía lo que reclamamos, tal como ocurrió con la deuda histórica.

Desde IULV-CA asumimos un doble compromiso: mantener desde Andalucía la reivindicación de la totalidad de los derechos económicos reclamados por el Parlamento, con el apoyo de todos los grupos excepto el popular; y adquirir un compromiso de liquidación hasta el último euro de lo reclamado por Andalucía, sin necesidad de retirar los recursos interpuestos, en el caso de formar parte de un futuro gobierno plural de la izquierda en España.

Diego Valderas es coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS