Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall acusa a CiU de "empujar" a algunas empresas a echar el cierre tras las elecciones catalanas

El presidente de la Generalitat de Cataluña y del PSC, Pasqual Maragall, acusó ayer al anterior gobierno catalán de CiU de dar "empujoncitos" a algunas empresas que estaban "mal" para que se no marcharan de Cataluña durante su mandato, sino tras las elecciones catalanas del 16 de noviembre.

En su intervención ante el Consell Nacional de su partido, Maragall se refirió así implícitamente a los cierres de la planta de Philips en la Garriga y la planta de Samsung en Palau-solità i Plegamans, ambas en Barcelona. "Hay gente que piensa, y tienen todo el derecho a pensarlo, y yo también lo tendría, que en algunas de estas ocasiones se ha podido dar por parte de aquellos que gobernaron hasta hace muy poco los empujoncitos necesarios para que algunas empresas que estaban mal ahora caigan", manifestó Maragall.

Mientras, el ministro de Trabajo y portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana, calificó ayer de "exagerados" los llamamientos de altos cargos de la Generalitat en contra de empresas como Philips o Samsung. Zaplana respondía así al conseller en cap de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira, quien advirtió de que el Gobierno catalán "no puede quedar impasible ante la huida de empresas que han recibido subvenciones sustanciosas". Ante los cierres, el consejero de Economía, Antoni Castells, ha buscado esta semana con las patronales un acuerdo para mejorar la productividad de la economía catalana.

Además, el goteo de cierres golpea a la industria de componentes. Una planta de Autotex (Barcelona), que produce airbags, con 170 trabajadores, prepara su liquidación tras varios años de pérdidas. Por su parte, el comité de empresa de la papelera Sarrió expresó ayer su temor por el futuro de la planta de El Prat de Llobregat (301 trabajadores), después de que su matriz, la italiana Reno de Medici, haya vendido los solares sobre los que se levanta la fábrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2004