Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SEGURIDAD EN LA AVIACIÓN CIVIL

Londres rompe la confidencialidad de las revisiones de aviones

El Reino Unido se convirtió el viernes en el primer país que hace públicos los nombres de las compañías aéreas a las que tiene prohibido operar en su territorio por razones de seguridad. Se trata de Star Air, Cameroon Airlines, Albanian Airlines, Central Air Express, Air Universal y todas las compañías de Guinea Ecuatorial, Gambia, Liberia y Tayikistán. Además publicó los nombres de otras seis compañías que han salido recientemente de esa lista negra.

La decisión de publicar estos nombres se tomó en respuesta a la polémica iniciada por Suiza, quien reveló días antes que había prohibido a la empresa chárter Flash Airlines operar en el país. El fin de semana pasado, un avión de Flash Airlines se estrelló con 148 personas a bordo, 133 turistas franceses, en las costas de Egipto.

Suiza rompía así la confidencialidad de las inspecciones SAFA (Auditorías de Seguridad de Aeronaves Extranjeras) que, en virtud de convenios internacionales, un país puede realizar a cualquier avión que aterrice en su territorio. Suiza publicó que había detectado graves fallos en el mismo avión que se estrelló en Egipto, lo que produjo el veto a la compañía. Poco después, las autoridades suizas revelaron que tenían una lista negra de empresas aéreas vetadas en el país, aunque no dieron más detalles.

En el año 2002, los 41 países miembros de la Conferencia Europea de Aviación Civil (CEAC) realizaron 3.234 inspecciones sobre aviones de 532 compañías distintas y detectaron 3.064 fallos, 1.680 de ellos de importancia. Pero los resultados sólo son públicos parcialmente, de manera que no se puede saber qué fallos se encontraron en qué avión. La responsabilidad de la confidencialidad de estos resultados, que son compartidos por todos los países firmantes, reside en la autoridad de Aviación Civil de cada país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de enero de 2004