La policía busca en Bolonia a los autores del atentado contra Prodi

La investigación apunta a grupos anarquistas que critican la "política represiva" de la UE

La policía italiana sigue la pista de grupos anarquistas de la región de Bolonia a los que se atribuye el envío de un paquete bomba al presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, que resultó ileso en el atentado. Fuentes de la investigación señalaron ayer que el acto terrorista reúne todas las características de los realizados en los últimos meses por grupos "anarco-insurreccionalistas", en acciones consideradas de tipo "demostrativo".

La policía ha llevado a cabo diversos registros en la región boloñesa en una operación que todavía sigue abierta y coordina el fiscal Luca Tampieri, según fuentes judiciales. Los agentes siguen la pista de grupos anarquistas desde el pasado lunes, cuando se produjo ya un primer atentado contra Prodi al explosionar dos artefactos de fabricación casera en unos contenedores de basura situados cerca de su domicilio, sin causar víctimas.

Más información
La agencia de cooperación judicial europea, Eurojust, recibe una carta bomba
La Fiscalía de Bolonia ordena a Correos bloquear los paquetes destinados a la UE

Este primer atentado fue reivindicado por un grupo anarquista, una autodenominada Federación Anárquica Informal, que integra a cinco grupos de esta orientación. En un documento, esa Federación calificaba al jefe del Ejecutivo europeo como "uno de los burócratas representantes del nuevo orden europeo" y se anunciaba el inicio de una campaña contra la futura Constitución europea, que consolida la "política represiva" de los Estados de la UE.

El ministro italiano de Interior, Giuseppe Pisanu, ha declarado que el nuevo ataque contra Prodi "es un acto de extrema gravedad que exige una respuesta inmediata y eficaz", y subrayó que el político italiano cuenta con todas las medidas de protección necesaria cuando se desplaza a su residencia privada en Bolonia. Tras el atentado del sábado, Prodi apareció ayer relajado y sonriente al acudir a la misa dominical cerca de su domicilio. "No hay que perder la serenidad", dijo Prodi.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS