Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición celebra los 25 años de la Constitución

El primer Oscar de Pedro Almodóvar, el Nobel de Camilo José Cela, la maqueta de ampliación del Prado, el equipamiento de fórmula 1 de Fernando Alonso, la antorcha de los Juegos Olímpicos, la camiseta de la selección nacional de baloncesto de Fernando Martín, los esquís de Blanca Fernández Ochoa, una receta de Ferran Adrià, una vela de Sybilla o la Copa de Europa que en 2001 ganó el Real Madrid. Éstos son algunos de los 200 objetos que se exhiben en la exposición Mano a mano. La Constitución de la España democrática, que ayer inauguraron los Reyes en el Centro Cultural de la Villa de Madrid.

Una exposición de fuerte carácter didáctico e interactivo que recorre 25 años de historia a través de películas, cuadros, y objetos. Según sus organizadores, se ha tratado de reunir los hitos de la historia reciente para celebrar los 25 años de la Constitución.

Se exponen casi una veintena de obras originales de Eduardo Chillida, Antonio López, Antonio Saura, Juan Uslé, Susana Solana, Luis Gordillo, Alberto García Alix, Chema Madoz o Cristina García Rodero. Fotografía, arte, música y cine (una película montada con 48 escenas de 48 película diferentes) ilustran el recorrido.

Espectáculo

"Es una exposición sobre los éxitos de España", insistió ayer el comisario de la exposición, Fernando García de Cortázar, que añadió: "Queremos que sea una exposición-espectáculo y una exposición-aula, para disfrutar y aprender". Organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), su diseño ha sido ideado, creado y desarrollado por la Fundación Arte Viva. Permanecerá abierta hasta el 22 de febrero y, según García Cortazar, se trata de una muestra que quiere reflejar "una España de mil colores y mil músicas, una España que ya no es derrotada y triste. Mostrará la pasión de España por la vida, la ciencia y el trabajo". A la pregunta de si se reflejaban también los fracasos de estos años, el comisario señaló: "Se recogen los retos, los atentados a la libertad, pero esta exposición no es una lección de historia".

La exposición muestra cinco apartados: Convivencia democrática, Diversidad cultural, Libertad, Proyección internacional y Desarrollo económico y social. Cinco grandes pantallas que, desde unos asientos con dos altavoces en las orejeras, recorren con sonido e imágenes una parte de la historia reciente. Unos divanes con sonido son el cómodo lugar desde donde se pueden contemplar las escenas de algunas de las películas más importantes de los últimos años. De Arrebato a El perro del hortelano. A su lado, una zona de música recupera la banda sonora y las canciones de estos años. Por último, en la Cronología que cierra la exposición está situada una pantalla de 20 metros en la que se proyectan más de 350 imágenes cedidas por la Fundación Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2003