Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA CONTRA EL 'PLAN IBARRETXE'

Ibarretxe responde ante el Parlamento vasco que hará la consulta pese a todo

Exhorta al PSE a debatir sobre autogobierno y al PP a "cerrar la tapa de la olla del odio"

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, respondió ayer de inmediato al Gobierno, y lo hizo de modo solemne ante el pleno del Parlamento vasco, que mantiene su intención "firme" de convocar a consulta a la sociedad vasca para que decida sobre el marco futuro de su autogobierno. Ibarretxe, que conoció el anuncio del Gobierno mientras defendía en la Cámara a su consejera de Educación frente a sendas mociones de censura del PSE-EE y el PP, quiso responder con celeridad, hacerlo él mismo y, además, en la tribuna del hemiciclo, desde la que llamó al diálogo y a "tapar la olla del odio".

"Yo quiero trasladar aquí un compromiso firme, con serenidad, pero con firmeza: si, producto del debate, este Parlamento considera oportuno plantear un nuevo Estatuto, se consultará a la sociedad vasca", dijo Ibarretxe ante la Cámara. El pleno de ayer debatió las mociones de censura contra la consejera de Educación, Anjeles Iztueta, por considerar en una circular inmigrantes a alumnos ajenos al sistema educativo vasco -sin hacer distinciones entre españoles y extranjeros- y por dar instrucciones para dirigirlos a los modelos lingüísticos en euskera o mixtos, sin informarles de la existencia de una opción en castellano.

Ibarretxe reaccionó con prontitud al conocimiento del anuncio del Gobierno, nada más tener en su mano un fax que se pasaron miembros de su equipo. Incluso cambió sobre la marcha la decisión inicial de no responder él mismo y dejar que lo hiciera, en los pasillos, el portavoz del Gobierno, Josu Jon Imaz. Ambos estuvieron cambiando impresiones unos minutos -el portavoz sentado en la escalera junto al escaño de Ibarretxe-, en lo que se suponía era la preparación de la comparecencia de Imaz. A los pocos minutos, se anunció que sería Ibarretxe quien hablaría, y que lo haría desde la tribuna.

El lehendakari, que luego mostró su disgusto y "pena" ante un grupo de periodistas, aprovechó una pregunta que había dejado en el aire el portavoz del PP sobre "el derecho de los padres a decidir" sobre el modelo lingüístico para sus hijos. "Quien está diciendo que los vascos no tienen derecho ni a decidir ni a ser preguntados sobre su futuro son ustedes, el PP y el Gobierno español", exclamó.

Ibarretxe dijo tender su mano al PSE para realizar en Euskadi "el debate que ustedes están haciendo en estos momentos en Cataluña con CiU o ERC". Y le invitó a hacerlo sobre materias sectoriales, educación y el autogobierno en su conjunto. Al Partido Popular le reprochó como "impresentable" que no hable con él, y reiteró: "Tengo las puertas abiertas de mi vida y de mi corazón a hablar con ustedes". Después, llamó a "cerrar la tapa de la olla del odio, porque de lo contrarrio", dijo, "vamos por muy mal camino".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003