Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LA RUTA DEL VINO

El esfuerzo de treinta años

José Antonio Martínez ofrece desde la bodega Luberri, en Baños de Ebro, el producto de sus propios viñedos

Años de trabajo callado, pero constante, siempre dan su fruto. Y si no que se lo pregunten a José Antonio Martínez, responsable de la bodega Luberri, en Baños de Ebro, donde desde hace tres años elabora sus vinos Albiker y Altún, con un considerable reconocimiento que puede resultar increíble para tan corta trayectoria. Lo cierto es que todo lo que se presenta en Luberri no se entendería sin las tres décadas previas de esfuerzos por parte de quien, con sólo trece años, comenzó a trabajar las tierras de su padre.

El resultado es una bodega sencilla, práctica, con interesantes aportaciones tecnológicas que se aplican desde el respeto a las prácticas tradicionales. En estos días de otoño, mientras amarillean o enrojecen las hojas de las cepas, Luberri es una atalaya ideal para contemplar el pueblo y los viñedos de Baños de Ebro y el paisaje que llega hasta Ezcaray.

MÁS INFORMACIÓN

Martínez levantó su bodega en esta colina después de comprar seis parcelas sin regatear ni un céntimo, "no fuera a echarse atrás alguno de los propietarios y me quedara yo sin completar mi sueño", recuerda. Ya tenía experiencia en comprar viñas, puesto que empezó de la nada y ahora cuenta con 30 hectáreas de viñedo, tempranillo en su mayor parte. Son tantas hectáreas como años dedicados a la viña y a la elaboración de vino. Primero desde la bodega familiar del centro del pueblo, luego con su primo Florentino Monje-Amestoy, en Elciego, y ahora de vuelta a su pueblo natal. Con el cambio y la ruptura de la alianza familiar, también ha llegado la apuesta por los vinos de crianza y una búsqueda de los mejores métodos de elaboración, en la que es imprescindible la mano del enólogo Ignacio Murua.

Como ejemplo de estos cuidados extremos, los responsables de Luberri presentan la tolva de descarga de la uva, mediante una cinta transportadora que supera el tornillo sin fin habitual en las descargas de uva. Es una idea que Martínez ha traído a La Rioja desde la Borgoña francesa y que ya han comenzado a implantar otras bodegas de la comarca, dado el mimo con el que trata los racimos. Estos cuidados se mantienen en todo el proceso. En los depósitos de acero inoxidable todas las atenciones son pocas para evitar oxidaciones y otros malos tratos al mosto y a la pasta de uva. Así, los racimos seleccionados se introducen por abajo y la pasta se saca a la prensa mediante unas palas que evitan la presencia humana dentro del depósito.

El parque de barricas se encuentra en una sala alargada que permite la distribución en una altura, aunque las previsiones son las de triplicar estas 350 unidades de roble americano y francés, a partes iguales. Aquí duerme el vino que luego según las calidades llegará a las botellas de Altún crianza, Altún reserva o, la joya de la bodega, el nuevo Everest de Altún, que saldrá al mercado a finales de este mes de noviembre. Por su parte, el vino de año Albiker sigue elaborándose en los viejos depósitos de cemento de la bodega del centro del pueblo, a la manera tradicional; la fórmula segura para seguir obteniendo los premios que le han reconocido como uno de los mejores vinos de año de España.

En esta nueva etapa en la andadura vitivinícola del de Baños de Ebro, no falta la apuesta por la exportación: Estados Unidos, Inglaterra y Holanda se llevan ya parte de su producción, ante una demanda superior a la oferta. Pero no hay que ponerse nerviosos: la misma tranquilidad con la que por fin ha levantado su propia bodega, la mantendrá el propietario en su expansión. Así al menos lo recuerda Martínez en todo momento.

Bodegas Luberri. Dirección: Baños de Ebro (Álava). Visitas: previa llamada al teléfono 945 609317. Viñedo: 30 hectáreas de tempranillo (90%) y viura (10%). Vende vino en bodega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de noviembre de 2003