Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pesca de arrastre rechaza el nuevo reglamento de la UE

La Comisión aumenta las tallas de las capturas y de las mallas

Los pescadores valencianos denuncian la presión de un grupo europeo en favor de las multinacionales del congelado y de granja y en detrimento de la pesca de arrastre. Los pescadores basan su sospecha en el nuevo reglamento de la Comisión Europea, que aumenta mallas de las redes y las tallas de las capturas. La norma deja al sector en un callejón sin salida y dispara las expectativas de las multinacionales.

El reglamento del consejo apunta a una reducción superior al 60% de las capturas en los últimos 20 años por el descenso de la fauna en el Mediterráneo como fundamento y exposición de motivos del nuevo marco regulador de la actividad. El sector de la pesca en la Comunidad Valenciana aglutina cerca de 600 barcos y unas 3.000 puestos de trabajo directos.

El texto del Reglamento establece nuevas tallas mínimas. Por ejemplo, en el caso de la merluza mediterránea. El documento establece actualmente una talla mínima de 15 centímetros, que se verá aumentado hasta los 20 cuando se alcance la nueva dimensión de la malla de red a los 60 centímetros. "No entienden que la pesca de tallaje mínimo en la pesca es algo fortuito y que no alcanza un máximo del 30% de lo que se pesca cada noche. Este 30% supone un sobresueldo para los pescadores, necesario para el mantenimiento de la situación de las familias", señaló el ex presidente de la Federación alicantina.

El ex presidente de la Federación de Cofradías de Pesca de la provincia de Alicante y presidente de la Cofradía de Altea, Antonio Lloret, criticó los intereses partidistas de determinados sectores empresariales del mundo de la pesca por sacar adelante un reglamento que "acabará con el mundo de la pesca en la Comunidad Valenciana y que ha sido redactado por personas que no conocen el sector". Lloret criticó la actividad que, desde Bruselas y Madrid, ejercen determinados lobbys para favorecer nuevas factorías productivas de pescado en granjas marinas.

Desde el punto de vista de Lloret, el incremento de las dimensiones de la malla y del tamaño de algunas especies demuestra que el desconocimiento de los redactores del reglamento. "Establecen un tamaño mínimo de 20 centímetros para la gamba, y quien ha visto una gamba de 20 centímetros en el Mediterráneo", se pregunta el patrón mayor de la Cofradía de Altea.

Para truncar esta tendencia, el reglamento europeo propone mejorar la selección "de los métodos de pesca o mediante la protección de las zonas de reproducción". Especialmente cuando se está faenando a una profundidad de 800 metros y la proyección hacia alta mar de la actividad de los pesqueros. Es necesario, según la formulación expositiva del reglamento europeo, "un enfoque más prudente, debido a la baja productividad de los sistemas biológicos, que hace más vulnerable la pesca en aguas profundas", recoge el Reglamento.

Este texto, aprobado por el Parlamento Europeo en junio y ratificado por el Consejo en octubre, establece un incremento de las dimensiones de la malla actual de 40 milímetros para las redes de arrastre y una malla de 60 centímetros en los próximos seis años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2003