La Comisión Europea exige al Gobierno que reforme la garantía pública ilimitada a RTVE

La Comisión Europea tiene previsto pedir hoy a las autoridades españolas que reformen el actual sistema de garantía pública ilimitada del que se beneficia Radio Televisión Española (RTVE), porque considera que viola las reglas de la competencia sobre ayudas de Estado. Bruselas exige que se introduzcan "cambios" en el sistema de financiación del ente público para ajustarlo a la normativa comunitaria. También tiene previsto pronunciarse sobre las subvenciones de las que gozan tanto la televisión pública italiana RAI como la portuguesa RTP. El aval público ilimitado del que se beneficia RTVE supone una garantía de solvencia frente a los acreedores y evita la quiebra del grupo.

El caso RTVE se remonta a las denuncias presentadas ante Bruselas por las televisiones privadas Telecinco y Antena 3, entre 1992 y 1994. La Comisión Europea no se encaró con el asunto hasta febrero de 1999, después de recibir un serio revés del Tribunal de Primera Instancia de la UE por haber hecho caso omiso a la denuncia de Telecinco.

Más información
Bruselas exige la modificación del aval público a RTVE por considerar que vulnera la competencia

Casi cuatro años después, tras analizar la información facilitada por las autoridades españolas y sus alegaciones, los servicios del comisario europeo de la Competencia, Mario Monti, han llegado a la siguiente conclusión: por una parte, Bruselas considera que el nivel de las "ayudas directas" que está recibiendo el ente público no plantea problemas de incompatibilidad con la legislación sobre ayudas de Estado, al ser de por sí "insuficientes" para cubrir el coste neto vinculado al servicio público. La cosa cambia respecto al aval ilimitado que le confiere el Estado, y que está vinculado a la naturaleza legal del ente público.

El equipo de Monti concluye ahora que el valor de la garantía pública de la que se beneficia RTVE "excede el coste neto" para que el ente preste un servicio público. Y, en este sentido, afirma que el régimen actual "no es compatible con el mercado común".

A partir de esta conclusión, Bruselas debería exigir hoy por escrito a las autoridades españolas que introduzcan los "cambios" necesarios para que el sistema de financiación de RTVE "se ajuste" a la legislación europea de la Competencia.

"Los cambios deben asegurar que no existe una sobrecompensación", indicaron las fuentes consultadas. El equipo que dirige Mario Monti reitera que las ayudas a las televisiones públicas deben limitarse "estrictamente" a asegurar la prestación del servicio público, que define libremente cada Estado miembro, y deben asimismo estar en regla con la normativa que rige el mercado interior para evitar distorsiones.

La Comisión señala que la legislación española por la que se establece el estatuto de RTVE "no se ha cambiado" desde 1980, por tanto desde antes de la adhesión de España a la Comunidad Económica Europea.

Mario Monti.
Mario Monti.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS