Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | La Copa se tiñe de luto

La violencia en los actos deportivos se castigará con tres años de cárcel

El Gobierno ultima la reforma del Código Penal, que entrará en vigor este mismo mes

El Gobierno se apresuró ayer a anunciar que ya ha tomado medidas de choque para intentar erradicar la violencia en los espectáculos deportivos. La reforma de la ley, que ya se encuentra en el Senado para su tramitación, prevé penas de hasta tres años de prisión para quienes "alteren el orden público causando lesiones a las personas", imponiéndose la pena mayor a quienes sean autores de esos actos en espectáculos que congreguen a gran número de personas.

Fue la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, quien desveló que el Ejecutivo aprobará este mismo mes una reforma del Código Penal que considerará delito la violencia en el deporte y en otros espectáculos públicos.

Esa reforma de la ley fue enviada la pasada semana por el Congreso al Senado para su tramitación definitiva. En concreto, se modificará el artículo 557 del Código Penal, que quedará redactado como sigue: "1. Serán castigados con la pena de prisión de seis meses a tres años los que, actuando en grupo, y con el fin de atentar contra la paz pública, alteren el orden público causando lesiones a las personas, produciendo daños a las propiedades, obstaculizando las vías públicas o los accesos a las mismas de manera peligrosa para los que por ellas circulen, o invadiendo instalaciones o edificios, sin perjuicio de las penas que les puedan corresponder conforme a otros precpetos de este Código. 2. Se impondrá la pena superior en grado a las previstas en el apartado precedente, a los autores de los actos allí citados cuando éstos se produjeren con ocasión de la celebración de eventos o espectáculos que congreguen a gran número de personas. Con idéntica pena serán castigados quienes en el interior de los recintos donde se celebren estos eventos alteren el orden público mediante comportamientos que provoquen o sean susceptibles de provocar avalanchas u otras reacciones en el público que pusieren en situación de paligro a parte o a la totalidad de los asistentes...". La nueva normativa añade que se podría llegar a castigar al culpable con hasta seis años de privación de asistencia a espectáculos deportivos o públicos.

La advertencia de Rajoy

Mientras, el secretario general del Partido Popular, Mariano Rajoy, apostó por "seguir trabajando y presionando" para evitar estos actos de violencia, aunque advirtió contra la tentación de "tomar medidas en caliente". Rajoy afirmó que en un espectáculo como el fútbol siempre puede ocurrir "que salga un loco" y consideró "muy difícil controlar a todo el mundo".

El alcalde de Santiago, el socialista José Sánchez Bugallo, aseguró que el consistorio se presentará como acusación particular en la causa abierta en el Juzgado de esta ciudad, amén de presentar una demanda por los daños causados en el estadio San Lázaro, de propiedad municipal.

Por su parte, el PSOE acusó al Gobierno de haber "relajado" la puesta en marcha de medidas de seguridad. Así lo declaró en el Congreso el diputado socialista Jerónimo Nieto, que denunció el fracaso de las medidas propuestas hace más de un año por una comisión de estudio de la violencia en el fútbol, auspiciada por el Ejecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de octubre de 2003