Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza que Aznar se reúna con los presidentes autonómicos

El Gobierno rechazó ayer una petición de las comunidades gobernadas por los socialistas, apoyada por los nacionalistas catalanes, para que el jefe del Ejecutivo, José María Aznar, se reúna con todos los presidentes autonómicos para consensuar una postura común sobre la Constitución Europea.

La ministra de Administraciones Públicas, Julia García Valdecasas, convocó ayer en el Senado una reunión con los representantes de todas las comunidades autónomas, en el marco de la Conferencia de Asuntos Relacionados con las Comunidades Europeas (CARCE), para explicarles el desarrollo de los trabajos de preparación de la próxima reunión del Consejo Europeo, el día 16.

En ese contexto, Gaspar Zarrías, consejero de Presidencia de Andalucía, en nombre de todas las comunidades gobernadas por los socialistas, pidió que sea Aznar quien convoque a todos los presidentes autonómicos para consensuar una "postura de Estado" en la negociación sobre el reparto de poder en la nueva Unión Europea de 25 miembros.

Los socialistas recibieron el apoyo del representante de la Generalitat, Joaquim Llimona, secretario general de Relaciones Exteriores del Ejecutivo catalán, quien también reclamó que el Gobierno "cuente" con las comunidades en una decisión tan trascendental como la de la Constitución Europea.

Apoyo al Gobierno

Tanto socialistas como nacionalistas catalanes, los únicos que hablaron ayer, apoyan en los sustancial la postura firme que está manteniendo el Gobierno, pero exigen participar formalmente en ella para garantizar que el Ejecutivo cuenta con toda la fuerza necesaria para enfrentarse a esa negociación. Zarrías explicó que, ante los presumibles "problemas" que encontrará la postura española en la negociación con sus socios, este apoyo sería de gran ayuda. Desde Andalucía recuerdan que esta comunidad tiene más población y territorio que muchos de los países que hay y habrá en la UE, por lo que no se la puede dejar fuera de este tipo de decisiones que le afectan directamente.

El no de la ministra a esta propuesta fue rotundo. El Gobierno se compromete a "mantener informadas" a las comunidades del desarrollo de las negociaciones a través de la creación de grupos de trabajo de carácter técnico en los que los representantes de las autonomías recibirán información "en tiempo real". El Ejecutivo, según Administraciones Públicas, no se plantea esa reunión de Aznar con los presidentes porque entiende que "no es operativa".

Esta fórmula de grupos de trabajo es vista de forma "escéptica" por las comunidades que no están gobernadas por el PP, según el representante de la Generalitat. "No hay una voluntad real de ir a la Conferencia Intergubernamental con una postura compartida con las comunidades. Es evidente. Esto no responde a nuestras expectativas", explica Llimona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2003