Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro sobre Marie Trintignant aludirá a la presunción de inocencia de Cantat

El Tribunal de Apelación de París ordenó ayer que todos los ejemplares que quedan sin vender del libro de la cineasta Nadine Trintignant sobre la muerte de su hija Marie lleven una separata sobre el derecho de Bertrand Cantat a la presunción de inocencia.

El pasado viernes, un tribunal de primera instancia había denegado la petición del abogado de Cantat -acusado de golpear y provocar la muerte de la actriz - de que se retirara de la venta el libro Mi hija, Marie, en el que se le califica de asesino y homicida. Olivier Metzner, abogado del músico, pidió ayer a la Corte de Apelación que prohíba nuevas ediciones, a menos que se supriman los términos citados. La Corte sólo ordenó al editor Fayard que (en 48 horas y en los ejemplares aún no vendidos o futuros) se introduzca una separata recordando que toda persona es considerada inocente "hasta que su culpabilidad haya sido legalmente establecida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2003