Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CLÁSICOS DEL SIGLO XX

El sabio del siglo

Vivir casi cien años puede dar para mucho. Bertrand Russell se graduó en matemáticas y filosofía, escribió docenas de libros sobre temas dispares, se casó cuatro veces y recorrió el planeta impartiendo conferencias y recibiendo galardones como el Premio Nobel de Literatura en 1950. Fue uno de los intelectuales más influyentes de su época.

Nació en Trellech, Gales, el 18 de mayo de 1872 en el seno de una familia aristocrática. Antes de cumplir los cuatro años quedó huérfano, educándose en casa de su estricta abuela sin apenas contacto con otros niños. Ingresó en el Trinity College de Londres en 1890 y cuatro años más tarde se casó, contra el parecer de su familia, con Alys Pearsall Smith, una plebeya estadounidense de fe cuáquera. En los años siguientes viajó por EE UU y Alemania, donde se interesó por el marxismo.

Tras volver a Cambridge publica en 1900 Exposición crítica de la filosofía de Leibniz, con el que abre su investigación sobre lógica, que se consolida tres años más tarde en Los principios de la matemática. Entre 1910 y 1913 aparecen los tres volúmenes de su obra magna, Principia Mathematica, escrita en colaboración con Alfred N. Whitehead. El propósito del tratado era demostrar que la matemática pura deriva de unos pocos fundamentos lógicos, pero, a pesar de que la obra ejerció una inmensa influencia durante años, los autores nunca quedaron completamente satisfechos con el resultado.

Izquierda y pacifismo

Russell se afilió al Partido Laborista en 1914. Pacifista convencido, pasó seis meses en prisión durante la Primera Guerra Mundial y fue apartado de la universidad. En 1920 visitó China y la recién nacida Unión Soviética. Al poco tiempo publicó Teoría y práctica del bolchevismo, obra que subraya la naturaleza totalitaria del régimen.

En 1921 se casa con Dora Black, con quien fundará una escuela experimental que ella siguió dirigiendo tras divorciarse en 1935. Cuatro años después fue contratado como profesor por el City College de Nueva York, pero una sentencia judicial le impidió dar clase, acusado de defender una sexualidad inmoral. Russell se concentró entonces en redactar su influyente Historia de la filosofía occidental, publicada en 1945, mientras impartía conferencias.

Tras divorciarse de su tercera mujer, Patricia Spence, en 1952, y casarse con Edith Finch, abrió su etapa de mayor radicalidad política: contrario a la guerra del Vietnam y a las pruebas de armas nucleares, fue un icono de la generación del 68. Murió en Gales en 1970, poco después de terminar su Autobiografía en tres volúmenes.

Divulgador y polemista

Bertrand Russell se consagró primero como un filósofo y matemático de prestigio antes de convertirse en un autor de éxito comercial.

La publicación de El ABC de los átomos en 1923 y de El ABC de la relatividad dos años más tarde le dieron fama de divulgador ameno y riguroso. Otros libros destinados a un público amplio como

Matrimonio y moral, publicado en 1929, le granjearon numerosas antipatías debido a su carácter polémico y una visión de la sexualidad progresista (o inmoral, según los tribunales). Russell defendía, entre otras cosas, que es más sensato reprimir los celos, una emoción hostil y restrictiva, que prohibir el adulterio, un sentimiento de amor a terceros.

Con otras obras como El credo de un hombre libre y otros ensayos, La conquista de la felicidad o Por qué no soy cristiano, Russell siguió profundizando en una visión contraria a los prejuicios y el oscurantismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de septiembre de 2003

Más información