Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro naves se dirigen al planeta rojo a buscar agua

El pasado 3 de julio, la cámara estereoscópica de alta resolución de la sonda espacial europea Mars Express tomó desde ocho millones de kilómetros una imagen muy especial, la de la Tierra y la Luna juntas, cuerpos celestes que la nave había dejado definitivamente atrás. La imagen formaba parte de las pruebas de los instrumentos de la sonda, lanzada el pasado 2 de junio para aprovechar, como las dos estadounidenses que partieron en las semanas siguientes, la cercanía actual del planeta rojo. La flotilla se encontrará cerca de Marte con una nave japonesa con problemas, la Nozomi, que lleva años en el espacio intentando llegar al planeta.

"Como en todas las misiones espaciales, se han presentado pequeños problemas, que han sido evaluados cuidadosamente y resueltos", declaraba el pasado 17 de julio Agustín Chicarro, director científico de la misión europea. "Mars Express sigue en su viaje hacia Marte funcionando estupendamente", añadía. La nave estudiará la atmósfera, la estructura, la geología y buscará agua bajo la superficie. El agua es el gran objetivo de la actual flotilla marciana.

Pruebas

Los problemas a que se refería Chicarro se presentaron al principio en la comunicación interna con la sonda Beagle 2, que debe llegar al planeta para explorarlo mientras la Mars Express permanece en órbita. También se detectó un defecto de interconexión con los paneles solares que suministran energía a la nave que podría reducir la potencia disponible sin afectar significativamente a la misión.

La sección estadounidense de la flotilla (las naves Spirit y Opportunity, que portan vehículos todoterreno gemelos para explorar la superficie marciana) tampoco se ha visto libres de problemas. La pasada semana se supo que uno de los instrumentos del Spirit no había funcionado bien en las primeras pruebas: el espectrómetro Mossbauer para detectar minerales que contengan hierro. Los expertos creen que hay mucho tiempo para arreglarlo.

De las tres naves, la europea será la que se inserte primero en órbita de Marte. Está previsto que lo haga el dia de Navidad. Seis días antes, soltará la pequeña sonda Beagle, que tiene capacidad para analizar el medio ambiente y la geoquímica de la superficie. El vehículo todoterreno del Spirit tomará tierra, auxiliado por un airbag, el 3 de enero, y el del Opportunity llegará el 24.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de agosto de 2003