Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michavila anuncia una reforma para ampliar los juicios rápidos a los casos de divorcios y separaciones

El ministro de Justicia, José María Michavila, anunció ayer que impulsará a partir del próximo otoño la ampliación de los juicios rápidos a casos de familia. Dichos juicios están hoy restringidos al ámbito penal. El objetivo es resolver los procesos de separación matrimonial, divorcio y tutela de menores en un plazo máximo de tres meses. El trámite actual de estos juicios dura entre un año y medio y dos años.

"Los temas relativos a separación, divorcio y tutela de menores exigen", según el ministro, "una mejora en la agilización de la justicia, procedimientos y mecanismos de coordinación entre jueces, fiscales, asesores, técnicos y pedagogos."

Michavila anticipó que la reforma incluirá la figura del conciliador en materia de familia, a quien definió como "una persona experta en los problemas que suscita la ruptura de la convivencia matrimonial". Este especialista contribuiría a "evitar algunos de los conflictos excesivos" que se producen en este tipo de juicios, fomentando "el diálogo y la sensatez".

El PP se ha negado reiteradamente en esta legislatura a aceptar las iniciativas presentadas por otros grupos parlamentarios para suprimir la exigencia del artículo 86 del Código Civil, que obliga a quien quiera divorciarse a interponer previamente una demanda de separación. Los últimos datos suministrados por el Gobierno registran que en 2002 hubo en España 115.049 separaciones y divorcios. De ese total, un 36% (41.504 casos) se dieron sin acuerdo entre los cónyuges.

Michavila sostuvo que debatirá la ampliación de los juicios rápidos con los grupos parlamentarios, las comunidades autónomas, el Consejo General del Poder Judicial, abogados y fiscales para lograr "una justicia más rápida y más ágil en materia de familia", tras constatar su efectividad en materia penal. Gracias a estos procedimientos, dijo el ministro "en tres meses se han resuelto 45.000 asuntos, dictándose la sentencia en 72 horas o en 15 días." Antes podían tardar hasta 15 meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003