LA POSGUERRA DE IRAK | La posición de EE UU

Los demócratas acusan en un anuncio a Bush de mentir

Los anuncios de televisión arrancan con la ya famosa frase de Bush que contiene las acusaciones falsas contra Irak en el discurso sobre el Estado de la Unión. La imagen se funde a negro y aparecen en pantalla unas grandes letras blancas: "En el discurso sobre el Estado de la Unión, George W. Bush nos habló de una amenaza inminente... EE UU creyó en su palabra". Después de una pausa, el mensaje dice: "Ahora sabemos que no era verdad. Un año antes se había demostrado que esa acusación era falsa. La CIA lo sabía. El Departamento de Estado lo sabía. La Casa Blanca lo sabía". Y concluye: "Pero, aun así, nos lo dijo".

En un signo más de que la campaña electoral ha comenzado, los demócratas ya se atreven a poner en duda la capacidad del presidente como comandante en jefe. El partido de la oposición ha empezado a emitir los primeros anuncios de televisión en los que básicamente acusan al presidente de EE UU de mentir.

Más información

Los republicanos han puesto el grito en el cielo por un matiz técnico: se quejan de que el montaje ha tapado el comienzo de la frase en la que Bush pronuncia las acusaciones falsas. La frase comenzaba de esta manera: "El Gobierno británico ha sabido que...", la perífrasis redactada por la Casa Blanca para lanzar la acusación sin adjudicarse la autoría, dado que, como ahora se sabe, su falsedad estaba demostrada.

Paradójicamente, el portavoz del Partido Republicano, Jim Dyke, se ha quejado de que los demócratas "engañan conscientemente a la gente" con el anuncio, creado para destacar un engaño de mucha mayor envergadura. El portavoz demócrata, Tony Welch, ha dicho que la información del presidente era "falsa y engañosa con o sin los británicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de julio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50