Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NOTICIA EN LA RED

Firmas alimentarias se suman a la lucha contra la obesidad para evitar denuncias

La multinacional norteamericana Kraft reducirá las grasas y los azúcares en sus productos - El Centro para la Libertad del Consumidor defiende en su página el derecho personal a elegir lo que se come

Kraft, la primera compañía de productos alimenticios de Estados Unidos, ha anunciado que reducirá el tamaño de sus porciones, disminuirá la cantidad de grasas y azúcar de sus productos y dejará de anunciarse en las escuelas.

"Lo que la gente come es su elección personal, pero nosotros podemos ayudarles a educar esa elección", afirma en Internet Roger K. Deromedi, responsable de Kraft Foods.

McDonalds ofrecerá este verano a sus clientes la opción de cambiar la bolsa de patatas fritas de Happy Meal por rodajas de fruta fresca.

Y la lista no termina aquí. El gigante productor de patatas fritas Frito Lay se ha comprometido a reducir el contenido graso de sus productos. Escuelas de Nueva York han prohibido la venta de chucherías en las máquinas expendedoras de los centros educativos.

"La comida en la escuela no es saludable. Consiste en hamburguesas, patatas fritas, palomitas y maíz. ¿No es el momento de que intervenga el Gobierno?, explica un internauta en un foro de la web de la Asociación Nacional para la Aceptación de la Gordura (NAAFA).

El Gobierno estadounidense calcula que el 65% de la población adulta del país es obesa, el doble que hace 20 años. En la Red ya se habla de epidemia. Las grandes compañías de alimentos temen acabar con los mismos problemas legales que las tabacaleras. Y por eso han tomado medidas para evitar conflictos judiciales.

De momento sólo se han producido denuncias individuales, pero estas empresas tiemblan con la idea de las demandas colectivas.

John Banzhaf, profesor de Derecho de la George Washington University y conocido litigante contra las tabacaleras, ha instado al Congreso a tomar medidas contra los fabricantes de comida rápida. Propone obligar a la industria a terminar con la publicidad engañosa y a revelar claramente la información nutricional. La web de Banzhaf es un pozo de información sobre la llamada epidemia de la obesidad.

Este mes las autoridades sanitarias de Estados Unidos han aprobado una medida que entrará en vigor en 2006 y que obliga a las empresas a que especifiquen las grasas nocivas en los alimentos.

El Centro para la Libertad del Consumidor, que aglutina a restaurantes y empresas de alimentos, argumenta que culpar a las empresas alimenticias por la obesidad es un error.

"La mayoría de estos abogados son veteranos de pleitos multimillonarios con las tabacaleras, y buscan desesperadamente conseguir un caso con la comida, especialmente con alto grado de grasas", explica Richard Berman, director del centro, en su página. La web Consumerfreedom.com ha colgado una aplicación que calcula al instante el índice de masa corporal. "El Gobierno ha declarado la guerra a la obesidad, afirmando que una epidemia amenaza la salud pública. Pero ¿qué es un obeso según el Gobierno?", preguntan en la web.

Mientras empresas y gobiernos toman posiciones en esta guerra contra la calorías, ¿cuál es la postura de los consumidores? Bigfatblog.com es una bitácora digital que reúne artículos y opiniones relacionados con la obesidad. Según el weblog, "hay centenares de artículos ahí fuera que perpetúan el mito que gordo es igual a malo y lo que pretendemos en Big Fat Blog es ofrecer una opinión gordo-positiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 2003