Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los descubridores del virus del sida cree que la vacuna "no tardará"

Robert Gallo participa en San Sebasatián en un Fórum contra el cáncer

El descubridor del virus del sida en Estados Unidos, Robert Gallo, mostró ayer su convencimiento de que habrá vacuna contra el sida. "No se sabe cuando, pero no creo que tarde demasiado", precisó el eminente inmunólogo que participa en el Forum Internacional sobre el Cáncer que reúne en San Sebastián a los directores de centros de investigación de 11 países con el fin de intercambiar los resultados de sus últimas investigaciones.

Creado en 1995, este Foro Internacional, una plataforma de investigadores multidisciplinar que preside el profesor Isaac P. Witz, director de investigación del Instituto Kodesz de Estados Unidos, celebra en San Sebastián su tercera reunión sólo precedida por los congresos de Israel en 1996 y Austria el pasado año. La entidad anfitriona de esta reunión en la capital guipuzcoana ha sido la fundación vasca Inbiomed que dirige el investigador Fernando Vidal-Vanaclocha y que, desde su ubicación en el polígono tecnológico de Miramón, trabaja con el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos para el que realiza la evaluación preclínica de los agentes antitumorales que desarrolla el citado NCI.

Isaac P. Witz aseguró que en la investigación del cáncer se está produciendo un cambio conceptual al considerar que el microentorno del cáncer es determinante en el comportamiento de las células cancerígenas y la metástasis. Y añadió que, si hasta ahora la medicación se ha destinado a atacar las células tumorales y sus componentes, los investigadores tratan hoy de orientar las nuevas terapias a inmunizar y vacunar el microentorno del núcleo cancerígeno para frenar las reacciones agresivas que son las metástasis.

Aunque su actual trabajo está orientado a descubrir una vacuna contra el virus del sida, VIH, y su aplicación terapeútica en los países en vías de desarollo, Robert Gallo recordó ayer sus orígenes: "empecé como biólogo en la investigación del cáncer y ahora también constato que esta enfermedad es cada vez un mayor poblema para los infectados del sida, mi actual preocupación". Gallo se mostró de acuerdo con la dirección investigadora señalada por su colega Witz y dijo estar convencido de que "controlando el microentorno con una terapia inmunológica se va a poder atacar a las células cancerígenas". Respecto al sida, aseguró que la vacuna contra el VIH "es factible" y, tras reconocer que se han abierto nuevas esperanzas, fue concluyente: "no creo que tarde mucho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 2003