Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil arresta por narcotráfico a empresarios y comerciantes de Barbate

Los colectivos antidroga piden saber quiénes dirigen la red de delincuentes en Cádiz

Las calles de Barbate son todavía un hervidero de rumores desde que el lunes por la mañana el pueblo despertó tomado por casi centenar y medio de miembros de la Guardia Civil. Media docena de conocidos empresarios y comerciantes locales están siendo interrogados como presuntos cabecillas de unas redes de narcotráfico. Estos detenidos, 41 hasta el momento, poseían intereses en la construcción, cadenas de tiendas de ropa y deportes, locales, fincas y propiedades inmobiliarias, entre otras inversiones. Sus negocios vivían en plena expansión.

"Es la operación de más envergadura que se ha producido en Barbate", manifestó Francisco Mena, de la Federación de Colectivos Antidroga de Cádiz. "Y la primera vez que se investiga sobre el blanqueo de capitales. En la memoria de la Fiscalía del año pasado no había ni una sola instrucción iniciada sobre blanqueo. Va siendo hora de que empecemos a saber quiénes son los empresarios de la droga, que es nuestra principal reivindicación ante la policía".

Barbate es una localidad del sur de Cádiz castigada desde hace tiempo por la droga. El narcotráfico ha llegado a ser considerado como la primera actividad económica de un lugar con alto índice de paro (superior al 20%) y una dependencia casi exclusiva de la pesca, aunque este sector productivo apenas tiene actividad desde hace más de dos años. Algunos datos como el número de sucursales bancarias o de establecimientos comerciales no se corresponden con la depresión económica que experimentaba esta población de 22.00 habitantes. El alcalde, Juan Manuel de Jesús, del PP, siempre se manifestó contra los narcotraficantes locales y trató con relativo éxito de atraer inversiones alternativas para Barbate. Las asociaciones vecinales se quejaban continuamente de falta de presión policial y del ritmo de vida de muchos jóvenes de la localidad: fue la época de los famosos busquimanos, adolescentes que trabajan en el transporte de droga con sus ciclomotores. La detención más famosa se había producido en 2000 cuando cayó Antón y su familia, un clan que pasaba por llevar una vida excesivamente ostentosa. Antón llegó a comprarse un león con el que se paseaba por el pueblo. Pero el de Antón, cuyo sumario está ahora en el Supremo, fue un caso aislado. No supuso ningún golpe de entidad para los cabecillas locales.

Hace un año, comenzaron a circular por la localidad unos anónimos señalando determinados comercios que estaban siendo financiados con dinero del narcotráfico. La gente pensó que se trataba de la venganza de algún narco despechado. Poco tiempo después, en una operación policial ejecutada en el Puerto de Santa María, donde se requisó un alijo de 1.500 kilos de hachís, se detuvo a varios narcos, uno de los cuales estaba relacionado con las redes de Barbate. Por ahí tiró del hilo el juez Miguel Ángel López Marchena, del Juzgado número 3 de El Puerto: fiel a su forma de actuar, no se le dio ninguna publicidad a tales detenciones, y puso en marcha a la Guardia Civil para que no se obsesionara con la obtención de alijos y buscara a los cabecillas.

Tras casi un año de investigación, desde septiembre pasado, llegó el día del gran golpe: 150 miembros de la Guardia civil rodearon el pueblo la madrugada del domingo al lunes pasado. Otras patrullas actuaron en localidades cercanas (Chiclana, Vejer, Conil, Zahara de los Atunes). Se registraron un total de 60 domicilios y se detuvo a 41 personas, la mayor parte de Barbate. Se requisaron vehículos de lujo, lanchas de gran cilindrada, joyas y dinero (unos 180.000 euros). "Pero lo importante es la documentación que se ha incautado", señalaron fuentes de la investigación. "Ahora comienza la segunda fase: investigar sobre cuentas bancarias, nombres de testaferros y títulos de propiedad. Se trataba de gente que lleva una vida aparentemente respetable amparados en unos negocios legales que parecían muy florecientes", concluyeron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de julio de 2003