Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado prohíbe por unanimidad fumar en sus dependencias

El Senado aprobó ayer una moción presentada por CiU y respladada por el resto de grupos parlamentarios por la que se declara a la Cámara Alta "zona sin humo". Con esta decisión queda prohibido el consumo de tabaco en plenos, comisiones, ponencias y otras reuniones que se realicen en la Cámara. Los senadores fumadores podrán disfrutar de pitillos y puros en sus despachos y en la cafetería y el comedor, donde se habilitará una zona especial para ellos. Tras aprobar la moción los senadores fumadores disfrutaban del placer del humo en los pasillos, un hecho que quedará prohibido en los próximos días cuando la Mesa termine los trámites.

El portavoz de CiU en el Senado, Xavier Marimon, se mostró muy satisfecho con la aprobación de la medida en la que empezó a trabajar hace un año y agradeció la comprensión de sus compañeros fumadores. "Había comisiones en que el olor a puro producía un ambiente realmente insostenible", asegura. Marimon estaba satisfecho "porque vamos a dar ejemplo a la juventud". "No puede ser que aprobemos Planes Nacionales contra el Tabaco y que no seamos los primeros en aplicárnoslos", añadió.

El Senado considera que con esta decisión manifiesta "su más firme apoyo a la lucha contra el consumo de tabaco emprendida por las autoridades sanitarias en el ámbito internacional, europeo, estatal y autonómico, así como su compromiso a contribuir a en la difusión a los ciudadanos, y en especial a los jóvenes, de un mensaje políticamente coherente con tal esfuerzo".

A por el Congreso

Marimon lamentó que en el Congreso no se haya tomado la misma decisón con una moción similar que presentó su comapañero de partido Ignasi Guardans. La Mesa puso pegas, porque considera que la decisión no es del Pleno sino de la propia Mesa. De momento los únicos lugares donde no se puede fumar en el Congreso son el salón de plenos desde los años ochenta y en los ascensores, cocinas, bibliotecas lugares de atención al público y donde trabajan embarazadas, como indica un decreto de 1988.

Ahora son los presidentes de las 35 comisiones y subcomisiones los que deciden si se puede fumar o no. Dos diputados del PP (Feliciano Blázquez y Celia Villalobos) y dos del PSOE (Narcís Serra y Carmen Alborch) han prohibido fumar en las comisiones que presiden.

El portavoz del CiU en el Congreso, Xavier Trias, aprovechó ayer la Junta de Portavoces, en la que se reunen los de los grupos y la Mesa, para solicitar a la presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi que declarase la junta como "zona sin humos". Rudi aseguró que la decisón no dependía de ella sino de la propia Mesa y que ésta había dado libertad a los presentes para que hiciesen lo que estimasen oportuno. Algunos de los asistentes fumaron durante el encuentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2003