El PP impone su 'rodillo' en el Senado para vetar la participación de las autonomías en la Unión Europea

El Partido Popular (PP) impuso ayer su mayoría absoluta en el Senado para rechazar la participación de las autonomías en el Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE). La propuesta, defendida por Isidre Molas, senador de la Entesa Catalana de Progrés -que agrupa a toda la izquierda parlamentaria catalana-, fue apoyada por todos los partidos representados en el Senado, pero no prosperó al encontrar la oposición rotunda de los 117 votos del PP.

La petición para que las comunidades autónomas participen directamente en la UE -como parte de la delegación española- ha sido una constante durante toda la legislatura, pero la propuesta ha topado siempre con el rechazo cerrado de la dirección nacional del PP. Ayer Molas auguró nuevas iniciativas análogas: "Va a seguir siendo un tema recurrente hasta que se resuelva, porque éste no es un tema ideológico, sino simplemente lógico", afirmó.

La moción de la Entesa instaba al Gobierno central a "incorporar con carácter urgente un representante de las comunidades autónomas en la delegación española en aquellas sesiones del Consejo de Ministros de la UE en cuyo orden del día se incluyan materias sobre las que aquéllas tengan competencias exclusivas".

El grupo de Convergència i Unió (CiU) presentó una enmienda para ampliar la presencia de las autonomías en "ámbitos de su especial interés" y en asuntos "que afecten a más de una comunidad", pero la Entesa la desestimó. El portavoz de CiU, Francesc Xavier Marimon, mostró su "sorpresa" y su "decepción" por el hecho de que la Entesa no hubiera aceptado la enmienda, pero respaldó la moción al igual que todo el arco parlamentario, salvo el Partido Popular. La portavoz del PP, Pilar Primo, mostró su extrañeza por el voto favorable del PSOE a la iniciativa de la Entesa, que alberga en su seno al Partit dels Socialistes (PSC), Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV). "Hoy en día sabemos que el PSOE es capaz de aprobar cualquier tipo de iniciativa de cualquier grupo y de cualquier tipo de cosa siempre y cuando sea en contra de las doctrinas que está marcando el PP; es así de claro", afirmó.

Arzalluz

La senadora conservadora defendió que en la actualidad ya existen mecanismos que permiten a las comunidades autónomas defender sus puntos de vista, pero considera que España debe relacionarse con Europa con una única voz. Primo concluyó su intervención citando al socialista José Bono, presidente de Castilla-La Mancha, "que literalmente afirma que en los Consejos de Ministros de la UE prefiere que los represente un ministro de España a que lo haga el señor Arzalluz [líder del Partido Nacionalista Vasco]".

Molas argumentó que no existe ningún impedimento jurídico -ni en España ni en la UE- a la participación de las autonomías en el Consejo de Ministros de la UE. Molas huyó deliberadamente de toda argumentación nacionalista al plantear su demanda, que se basó precisamente en el "sentido de Estado" y la "lealtad constitucional".

"Es el Estado español el que está representado [en Europa] y por ello lo que pido es que esté representado tal como realmente es", afirmó el presidente del grupo de la izquierda catalana, quien lamentó que se tenga en cuenta a "sólo una parte del Estado español".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de junio de 2003.

Lo más visto en...

Top 50