Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos supuestos 'grapos' asaltan un banco y se llevan 200.000 euros

España pide la extradición del jefe de la banda, Camarada Arenas

Dos hombres que se identificaron como miembros de los GRAPO atracaron ayer por la mañana una caja de ahorros en la localidad de Alcorcón (Madrid), de la que sustrajeron casi 200.000 euros. El asalto ha sido perpetrado justo cuando la cúpula de los GRAPO está siendo juzgada en París y el mismo día en que España ha pedido la extradición del jefe de esa organización, Manuel Pérez Martínez, Camarada Arenas.

El atraco comenzó a las siete y media de la mañana, cuando dos hombres vestidos con monos verdes abordaron a Antonio C. L., director de la sucursal 2271 de Caja Madrid, situada en la confluencia de las calles La Nueva y Polvoranca de Alcorcón, según informaron fuentes policiales. Después de encañonarle con dos pistolas, le dijeron: "Somos de los GRAPO. No hagas tonterías, porque conocemos perfectamente a tu familia. Venimos a requisar dinero para la causa".

Los asaltantes aguardaron a que se consumara la apertura de la caja (cuenta con sistemas retardados). Sobre las 7.40, llegaron a la sucursal dos empleadas, que también fueron encañonadas mientras uno de los atracadores les decía: "No hagáis tonterías".

El director y las dos empleadas fueron conducidos hasta el despacho del primero, donde los asaltantes los maniataron con cinta de embalar, de color marrón. Los autores del atraco, que recibieron una llamada telefónica en uno de sus móviles, se llevaron algo más de 196.000 euros (casi 33 millones de las antiguas pesetas), que introdujeron en una bolsa verde con el anagrama de la empresa de telefonía Amena, según las fuentes consultadas. El atraco terminó a las 7.50. Los investigadores sospechan que una tercera persona esperaba dentro de un coche a los supuestos grapos para una rápida huida.

El visionado de las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad de la entidad por parte de la policía llevó a ésta al convencimiento de que los asaltantes eran dos miembros fichados de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO). Pero cuando la policía les enseñó a las fotografías de las fichas policiales de dos grapos a las víctimas, éstas no los reconocieron.

El asalto se produjo el mismo día en que el Consejo de Ministros acordó pedir a Francia la extradición de Manuel Pérez Martínez, Camarada Arenas, histórico secretario general del ilegal y disuelto Partido Comunista Español reconstituido (PCEr), considerado el máximo dirigente de los GRAPO. El camarada Arenas, nacido en Melilla en 1944, está siendo juzgado en la actualidad en el Tribunal Correccional de París, junto a otros seis dirigentes de su mismo organización terrorista.

Los siete juzgados, considerados por el Ministerio del Interior español como el comité central de los GRAPO, fueron detenidos el 9 de noviembre de 2000 en París. Entre ellos se encuentra el veterano Fernando Silva Sande, uno de los autores materiales del secuestro, el 27 de junio de 1995, del empresario zaragozano Publio Cordón, de cuyo paradero nada se sabe desde que, según Sande, fue liberado en Barcelona en agosto de 1995.

Precisamente ayer, los abogados de la familia Cordón presentaron una demanda ante el Tribunal Correccional de París para constituirse como parte civil en el juicio contra siete dirigentes de los GRAPO y del PCEr. La esposa del industrial ha acudido a las vistas para intentar averiguar algo sobre el paradero de su marido. Silva Sande ha declarado que no tiene nada más que aportar al respecto. El juicio está previsto que acabe el 27 de junio, en el octavo aniversario del enigmático secuestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2003