Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ETT realizan el 20% de la contratación temporal en Euskadi

El 70% de sus usuarios son jóvenes, según un estudio de UGT

El 19,34 % de la contratación temporal en Euskadi se realiza a través de empresas de trabajo temporal (ETT), según las conclusiones de un detallado estudio elaborado por UGT-Euskadi sobre un sector que en los últimos años muestra un ligero descenso. De los 122.616 contratos que gestionaron estas firmas en Euskadi el año pasado sólo nueve fueron estables. Las ETT tienen en los menores de 30 años y las mujeres su principal nicho de mercado. UGT considera la contratación a través de las llamadas empresas de servicios "una fórmula desregulada que garantiza la precariedad".

El País Vasco registra en los últimos años una ligera, pero permanente caída de la contratación a través de ETT, que en 2002 se redujo en 7.917 contratos con respecto al año anterior (ver gráfico). La contratación temporal supuso el 92% de los contratos que se realizaron en Euskadi el pasado año y de ellos un 19,34% corresponde a los realizados por ETT.

El descenso en el uso de las ETT se produce en los tres territorios de la comunidad, aunque Álava es la provincia que recurre más a las empresas temporales y la contratación alcanza el 27% del total, con una tendencia al alza. En Vizcaya ha ocurrido lo contrario. La población ocupada creció un 2,16%, mientras que la contratación a través de ETT cayó un 9,11%. Así, se convierte en el territorio que menor uso en relación a su población activa hace de este tipo de firmas. En Guipúzcoa también se experimenta una leve caída. Si bien la contratación general descendió en 2002 en un 2,09%, la realizada a través de ETT lo hizo en un 4,17%.

Perfil

El trabajo de UGT, que incide en la subcontratación como elemento de precariedad laboral, constata que en muchas ocasiones las empresas, que no quieren vínculos directos con los trabajadores, han buscado otro tipo de intermediarios. Así, indica que la entrada de empresas de servicios, que prestan los trabajos en los centros laborales, ha ocupado el espacio de las ETT, con una fórmula que la central califica de fraudulenta.

El perfil del trabajador contratado a través de las ETT vascas es el de un joven menor de 30 años, mujer cada vez en mayor medida, que desarrolla sus actividades en el sector servicios. El 70% de las contrataciones se realiza a menores de 30 años y el 45% a menores de 25 años. Javier Bermejo, secretario de Acción Sindical de UGT-Euskadi y autor del trabajo, señala que, si bien es cierto que las ETT se han convertido en una puerta de entrada de los jóvenes al mercado de trabajo, no lo es menos que esta puerta se abre y se cierra casi al mismo tiempo, ya que el 45,68% de los contratos tienen una duración inferior a los 15 días. Para Bermejo, estas empresas condenan directamente a la precariedad a los jóvenes.

El trabajo de UGT señala también que la existencia de contratos de una duración superior a los 15 días supone un uso "fraudulento" de las ETT por parte de las empresas, ya que deberían ser contratos que se realizaran directamente, sin intermediarios.

La contratación de mujeres por las ETT sube también, en especial en el apartado de los contratos a tiempo parcial, en el que suponen ya el 53%. Aunque la tendencia a la presencia de mujeres en las ETT es ascendente, aún son menos que en la contratación general, en la que supusieron el 49,62% de los contratos laborales suscritos en 2002 en la comunidad autónoma. La explicación está, según UGT, en que la industria todavía utiliza más a las ETT que otros sectores y donde las mujeres cuentan con una mayor presencia es en el sector servicios.

Aunque son los jóvenes los mayores usuarios de las ETT, el trabajo constata un incremento en el uso de las empresas temporales entre los trabajadores de más 40 años y con mayor experiencia. UGT lo explica en la "progresiva equiparación de salarios de las ETT y las empresas usuarias".

La falta de contratos estables, apenas nueve, muestra que el sector no está en "auge", según UGT-Euskadi. El que su propia plantilla no sea reforzada quiere decir, según el trabajo, que se está realizando una reestructuración del mismo sector de empresas temporales. En 2001 los contratos estables del sector ascendieron a 19, en 2000 a 100 y en 1999 a 138.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de junio de 2003