Dos librerías sevillanas piden investigar la concesión de casetas de la Feria del Libro

Renacimiento acudirá a los tribunales tras su exclusión

La exclusión de la editorial Renacimiento de la Feria del Libro de Sevilla subió ayer de tono. El gerente de la librería y editorial sevillana, Abelardo Linares, denunció "puntos oscuros" en la concesión de casetas y pidió una investigación. El presidente y el secretario de la Asociación Feria del Libro, Javier López y Rogelio Delgado, replicaron: "¿De verdad alguien cree que todo el sector del libro de la ciudad va a cometer una ilegalidad?"

Linares considera probado que la solicitud de inscripción la hizo en plazo, antes del 7 de abril, fecha límite para la recepción de solicitudes. "No se entiende que una librería sevillana que presenta la documentación en fecha se quede fuera de la feria y un grupo como Planeta Grandes Publicaciones disponga de una pese a haber incumplido el plazo de presentación", protestó. El editor reclamó "una investigación seria del asunto, y que no se tape". Asimismo, junto a Candela Vizcaíno, propietaria de la librería Lema, pidió "transparencia" en los criterios para la adjudicación de casetas.

Linares aseguró que el aviso formal de su exclusión de la feria no lo recibió hasta el pasado día 12. "Yo me enteré por un amigo de que mi solicitud no había sido aceptada por haber sido recibida fuera de plazo", afirmó el librero, quien en una conversación con Javier López rechazó la oferta de éste de compartir caseta con la librería Aconcagua o con la suya propia. "No acepto limosnas", dijo Linares, que ha editado este año 50 títulos. "Me advirtió de que si reclamaba no habría acuerdo", aseguró.

El editor reclamará judicialmente. "Ha habido irregularidades, creo que intencionadas", sentenció. En la documentación que entregó a la prensa figura un certificado de Correos que refleja que se dejó aviso de la carta certificada de Renacimiento el 3 de abril en la dirección indicada por la asociación y, al estar ausente el destinatario, pasó a lista. La carta fue retirada de la oficina el 8 de abril. La propietaria de la librería Lema, abierta hace 9 meses y especializada en bibliofilia, poesía y libros de arte, anunció el cierre del local porque su supervivencia dependía de la feria. Después llegó a un acuerdo con Signatura Ediciones para compartir expositor.

El presidente de la Asociación Feria del Libro acusó a Linares de declarar "cosas inciertas y sin fundamento". Explicó que las dos casetas libres a las que aspiraban cinco empresas en lista de suplencia se adjudicaron en votación de la junta directiva a la librería San Pablo y la editorial Planeta por mayoría. "El proceso ha sido impecable y no se adjudica a dedo. Puede que haya habido un error, pero nunca malintencionado", remachó.

La delegada provincial de Cultura, Isabel Montaño, presentó ayer las actividades de la Consejería en la feria, que se inaugura mañana en la Plaza Nueva: charlas, mesas redondas y firmas de libros en los que participarán más de 30 autores, entre ellos, Juan Eslava Galán, Salvador Compán, Fernando Ortiz, Luis García Montero, Dulce Chacón,Fernando Iwasaki, José María Vaz de Soto, Felipe Benítez Reyes y Luis Manuel Ruiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50