La editorial Renacimiento asegura que su exclusión de la Feria del Libro es irregular

El Consistorio sevillano cede la plaza Nueva

Abelardo Linares, gerente de la librería y editorial sevillana Renacimiento, aseguró ayer que su exclusión de la Feria del Libro de Sevilla, que comenzará el próximo viernes, es "una suma de irregularidades". "Mi abogado está estudiando toda la documentación para determinar cuáles son las medidas legales que podemos tomar. Hay gente a la que se les pone las cosas en bandeja; mientras que para otros, todos son dificultades", comentó ayer el responsables de una de las editoriales andaluzas más prestigiosas.

Linares, que asegura haber presentado dentro del plazo establecido su documentación y solicitud para participar en el feria, afirma que antes de la votación de la junta directiva de la Asociación Feria del Libro de Sevilla, dos de sus miembros lanzaron un discurso en su contra. "Posiblemente todo este asunto sea malintencionado", sentenció Linares.

Por su parte, Javier López Yánez, presidente de la Asociación Feria del Libro, explicó ayer que había 65 peticiones y 54 puestos y que se ha seguido el reglamento para la selección. "Es una lástima que Renacimiento se haya quedado fuera, pero hay que respetar el proceso democrático", dijo López Yánez, quien añadió que él mismo había ofrecido a Linares compartir su stand. Todos son de cuatro metros.

El responsable de la feria, que se inaugurará el día 16 con el pregón del escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, firmó ayer un convenio con la delegada Cultura del Ayuntamiento, Paola Vivancos, para la cesión de uso de la plaza Nueva durante tres años. "Las tasas de uso de la plaza Nueva son de 42.000 euros cada año, cantidad que la feria se ahorra. Además, nos comprometemos a ampliar el espacio, en caso de que sea necesario, a la plaza de San Francisco", afirmó Paola Vivancos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50