Cuatro detenidos en Nápoles por intentar vender recién nacidos

Cuatro responsables de una banda de delincuentes ucranios fueron detenidos ayer en Nápoles, acusados de vender a recién nacidos. Los cuatro jefes de la organización, tres mujeres y un hombre, fueron arrestados por policías vestidos de paisano cuando se disponían a cobrar 350.000 euros por la venta de un bebé.

La madre del pequeño, que también fue detenida, había llegado a Italia desde Ucrania obligada a ejercer la prostitución y no puso reparos a que su hijo fuese vendido.

La policía inició las investigaciones hace meses, cuando empezó a observar grandes movimientos de dinero relacionados con la prostitución. La banda también traía niños de Ucrania para venderlos en Italia, según informó ayer la policía, que se negó a dar detalles sobre la posibilidad de que los pequeños fuesen vendidos para posteriormente traficar con sus órganos.

Sin embargo el fiscal encargado del caso, Gianrico Carofiglio, aseguró que detrás de este caso puede haber un auténtico "supermercado" de venta de niños, y que las operaciones alcanzarían un precio medio de 50.000 euros.

La policía ha ampliado la investigación a varias parejas italianas que al parecer mostraron interés por la compra de un bebé.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS