Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO pide 1.040 millones al año para el alquiler

Si comprar piso es complicado, alquilarlo puede convertirse en una pesadilla. Estas viviendas apenas suponen un 11% del parque en España, frente a la media europea del 40%. Para impulsar este sistema, CC OO propone crear un sistema de bonificaciones para el inquilino, similar al que se emplea en Alemania, que tendría un coste anual de 1.040 millones de euros.

Ese presupuesto, que sería compartido por las tres administraciones (central, autonómica y local), permitiría a 500.000 beneficiarios recibir una ayuda fija al mes, cuya cuantía dependería de las circunstancias familiares y el nivel de ingresos del inquilino. El sindicato propone establecer un tope de 800 euros mensuales. "El derecho sería generado por el inquilino, pero la ayuda se podría pagar directamente al arrendatario para garantizar su destino", explicó ayer Miguel Ángel García, responsable del gabinete económico de CC OO, durante la presentación del informe sobre la vivienda, que incluye una serie de propuestas que serán presentadas a los partidos políticos en los próximos días.

Los responsables del sindicato están convencidos de que esta subvención tendría un beneficio doble: garantizar al casero el cobro del alquiler y ayudar al inquilino. "Creemos que con este sistema saldrán al mercado del alquiler más viviendas y será posible una bajada real de los precios del alquiler", indicó García. Esta ayuda se complementaría con la creación de un parque de viviendas de alquiler, de "carácter público o mixto", a precios razonables.

Las cifras que maneja el Consejo Económico y Social cifran el precio medio del alquiler para el conjunto del país en 629,26 euros al mes. En el caso de un piso nuevo, la cantidad a pagar se eleva a 898,23 euros y, en ciudades como Madrid, supera los 1.000 euros.

El sistema fiscal español prima la compra en detrimento del alquiler. El Gobierno ha introducido en la declaración de la renta de 2004 (sobre ingresos de 2003) beneficios fiscales para el casero, pero no para el inquilino. Pagar el alquiler de una vivienda usada equivale cada mes al 55,7% del salario neto medio (excluye el pago al IRPF y la Seguridad Social), según CC OO. El esfuerzo sobre el salario neto aumenta hasta el 79,5% si la vivienda es de nueva construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003