Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno admite que la vivienda subirá el triple que la inflación este año

Los precios de los pisos han crecido cinco veces más que los salarios en cinco ejercicios

El Gobierno reconoció ayer los malos augurios acerca del precio de la vivienda adelantados por promotores y expertos inmobiliarios. Este año, pese al menor crecimiento económico y el ambiente de crisis, el coste de la vivienda crecerá entre un 6,5% y un 7%, es decir, más del triple que la inflación prevista (un 2%), según el secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos. La escalada de precios es imparable. Según datos de CC OO, los pisos se han encarecido un 70% en los últimos cinco años. Esta subida multiplica por cinco la registrada por la inflación y los salarios, que fue superior al 12%.

La carestía de la vivienda, que se ha convertido en tema central de la campaña electoral que acaba de comenzar, exige cada vez mayor esfuerzo de las familias que buscan casa y el pago de una hipoteca a 20 años absorbe, según CC OO, el 66% del salario neto. El secretario de Estado de Economía aseguró ayer que la vivienda es "uno de los principales elementos de preocupación" del Gobierno y, a renglón seguido, afirmó que la revalorización de la vivienda ha compensado holgadamente el mayor endeudamiento de las familias. Una teoría que también sostienen muchos inversores que han buscado refugio en la compra de inmuebles en detrimento de la Bolsa, alimentando así la especulación y que está no lejana a la que en su día mantuvo el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, quien dijo que si la vivienda subía era en gran parte por la mejora de la renta de los españoles.

Ni el inferior crecimiento económico, ni la menor confianza de las familias en su bienestar a medio plazo, ni la salida al mercado de más de 400.000 nuevas viviendas van a lograr que el precio de los pisos mantenga una mínima racionalidad este año, tras subir más de un 70% en los cinco ejercicios anteriores. El número dos de Economía admitió que los precios subirán entre un 6,5% y un 7%, más del triple que la inflación prevista para todo 2003, que es del 2%.

El Gobierno quiere mostrar la cara positiva de estos datos y habla de ralentización, apoyándose en el hecho de que el pasado año la vivienda subió un 17%. El Ejecutivo admite que el nivel de endeudamiento de los hogares se sitúa en torno al 70% de la renta disponible, pero insiste en que está todavía por debajo de la media europea. También recuerda que los tipos de interés están bajo mínimos, y permiten hipotecas más baratas, y que ese boom inmobiliario es un síntoma de la mejora de las rentas y el empleo. Escaso consuelo para una familia media si se tiene en cuenta que mientras en 1987 adquirir una vivienda requería 3,4 veces el salario bruto medio, el año pasado era preciso destinar algo más de 6,6 veces el salario bruto medio para adquirirla, según CC OO.

"En 15 años, el precio de la vivienda ha crecido 12 veces más que los salarios de las personas que deberían acceder a esas viviendas", dijo Miguel Ángel García, responsable del gabinete económico del sindicato, en la presentanción de este informe.Para José María Fidalgo, secretario general del sindicato, la situación inmobiliaria española es un "escándalo" que no se soluciona con la política del Gobierno.

CC OO ha elaborado un documento con propuestas para intentar solucionar el problema de la vivienda y que presentará en los próximos días a todos los partidos políticos. Una posible solución, a juicio del sindicato, pasa por fomentar el alquiler y aumentar el gasto en política de vivienda, con el objetivo de que se construyan más viviendas protegidas (tienen un precio máximo), que ahora apenas suponen un 10% de las que se construyen.

En el mercado libre, el año no ha comenzado con muy buen pie. Según el último informe de la sociedad de tasaciones inmobiliarias Tinsa, los precios han subido más del 4% en el primer trimestre y un 15% en los últimos 12 meses. Pese a ello, los expertos de esta firma apuntan a que los precios se incrementarán al menos un 10% en 2003 si se mantienen los tipos de interés. Parece haber cierto consenso en torno a este crecimiento. En este sentido, la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid espera un alza de entre el 9% y el 10%.

Moderación "deseable"

Tras cinco años de escalada, el Banco de España apunta una moderación. El gobernador, Jaime Caruana, afirmó ayer, en su intervención durante unas jornadas, que es "previsible" y "deseable" una desaceleración del precio de la vivienda, cuyas subidas se explican, en parte, por las facilidades que las entidades financieras han dado para la concesión de hipotecas.

Con el objetivo de reducir la presión fiscal sobre el comprador de una vivienda, los notarios acordaron ayer, durante la VIII Asamblea del Congreso Notarial, pedir un pacto para simplificar y reducir los impuestos que gravan la adquisición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2003