La venta de CD vírgenes dobla la de grabados en España

Grecia y España ocupan el primer y segundo puesto de Europa en lo que a piratería musical se refiere. Antonio Guisasola, nuevo presidente de la Asociación Videográfica y Fonográfica Española (AFYVE), aseguró ayer en su primera comparecencia en público que una de las prioridades de su gestión se centrará en evitar que nuestro país siga ostentando semejante ranking. "Hay que acabar con esa idea de que la música es gratuita y que los que la componen sólo tratan de expresar sus sentimientos". Guisasola, que procede de la Administración y es experto en derechos de propiedad intelectual, ocupa también la presidencia de la Asociación de Gestión de Derechos Intelectuales (AGEDI).

El top manta que tan bien funciona en España no supone un negocio, sin embargo, en los países nórdicos, donde el 80% de la venta ilegal se centra en las descargas gratuitas en Internet. Lo contrario de lo que sucede en España, "el país europeo con menos líneas de alta velocidad", según el presidente de AFYVE. "Todavía no estamos al nivel de EE UU, donde la piratería callejera y la cibernética se reparten al 50%". En lo que sí estamos ya a la altura de otros países es en la venta de CD vírgenes. El pasado año en España se vendieron 120 millones de estos discos, frente a los 60 millones de unidades grabadas.

Los compactos vírgenes llegan a España en contenedores procedentes de Taiwan. Los de artistas internacionales llegan ya grabados, pero los de los músicos locales se imprimen en los lugares de origen. La idea de AFYVE es que las mafias chinas son las que manejan en estos momentos la mayor parte del negocio ilegal de venta callejera, seguidos de los rusos, que operan fundamentalmente en el sur de España.

Las listas de discos

Entre los proyectos del nuevo presidente de AFYVE se incluyen también algunas modificaciones en las listas de discos más vendidos. Además de ampliar los géneros, en un futuro próximo se cobrará a los medios por la publicación de las listas en sus páginas. Guisasola no ocultó las dificultades con que cuenta AFYVE para conocer la venta real de discos. "El sistema es imperfecto y tiene difícil arreglo", reconoció. "La lista de ventas debería corresponderse con la venta real realizada mediante los datos que recoge el escáner óptico sacado del código de barras, pero todavía tenemos muchas dificultades para poder auditar la venta real. De entrada, hay establecimientos que tienen su propio código y otros que apuntan las ventas en unos listados especiales". El presidente de AFYVE está también al tanto de lo que popularmente se conoce como endiscado, una forma tradicional de engordar las cifras de ventas de los artistas multivendedores y que consiste en contabilizar como copias vendidas las distribuidas, aunque meses después sean devueltas al almacén de las discográficas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50