Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN PAÍS DE CINE / DVD / | 'El desencanto'

Un hombre inquieto

Madrileño de 1943, licenciado en Derecho y matriculado en la Escuela de Cinematografía, Jaime Chávarri tenía ya una amplia labor en el mundo del cine cuando dirigió su primer largometraje, Los viajes escolares (1974), recibido con polémica en el Festival de Valladolid de aquel año. Chávarri había sido ayudante de dirección de Iván Zulueta y de Francisco Regueiro, así como realizador de capítulos de series para TVE (Los pintores del Prado, Cuentos y leyendas, Los libros...) y cortometrajista, tanto en formato aficionado como en 35 mm.

Tras El desencanto (1976), dirigió A un dios desconocido (1977), premiada en San Sebastián, y Dedicatoria (1980), que compitió en Cannes, películas personales a las que dieron paso otras de ambiciones más comerciales: Bearn o la sala de las muñecas (1983), adaptación de la novela de Lorenzo Villalonga; Las bicicletas son para el verano (1983), traslación al cine de la obra de Fernando Fernán-Gómez; Las cosas del querer, en dos partes (1989 y 1994)... "Su trayectoria cinematográfica no es precisamente ejemplar en cuanto a fidelidad a un género", escribió Luis Eduardo Aute. "Por el contrario, la curiosidad y su obstinado rechazo a repetirse le llevan a arriesgarse experimentando géneros distintos... pero siempre el mismo cine, cine sin trampas, cine en estado puro".

El director lo corroboraba en una entrevista: "A mí me gusta contar historias. Soy un narrador, un artesano. Lo que me gusta es la variedad, que las películas no se parezcan las unas a las otras". No obstante, junto con Luis Eduardo Aute, otros consideran que la obra de Jaime Chávarri tiene un sello personal cuando "se sumerge en los laberintos siempre paradójicos del alma humana". Así lo ha seguido desarrollando, entre otras, en El río de oro (1985), Sus ojos se cerraron y el mundo sigue andando (1997), y en la comedia Besos para todos (2000).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de mayo de 2003